Portada ›› Blogs ›› La otra Barcelona World Race ›› QUE SI EL CARRO DE LA VELA MAYOR, QUE SI LA ESCOTA DE LA VELA MAYOR

QUE SI EL CARRO DE LA VELA MAYOR, QUE SI LA ESCOTA DE LA VELA MAYOR

CARRO ESCOTA MAYOR VIRBAC-PAPREC 3

Poco o casi nada tiene en común los aparejos de un barco tradicional de regata costera, las habituales en las costas de cualquier país, esos trastos a tiempo compensados, frente un OPEN 60.

No vamos a entrar en cuestiones físicas, pero la configuración de una vela mayor de un OPEN 60 estaría más penalizada en una regata de ORC, o la formula que se quiera en tiempo compensado, que la punta de la Torre Eiffel. La gran diferencia entre ellas estriba en que el trimado de estas velas se ajusta a los parámetros de viento aparente, a la velocidad del barco.

Una vela mayor de un TP52 se trima con la escota, la contra, el carro de escota y el back-stay. La de un OPEN 60 se trima con la escota de mayor, el carro de escota, el back-stay y las burdas. La gran diferencia entre los dos aparejos es la ausencia de contra, o trapa, en la vela mayor de los OPEN 60. ¿Y por qué no hay trapa en los OPEN 60? Pues porque el control de apertura de baluma se realiza con más o menos tensión de escota. Rara vez estos barcos llevan la botavara totalmente largada de escota, ya que el viento aparente no se lo permite. Y en el caso de ser necesario se utiliza un aparejo a modo de contra en la banda, o el recorrido del carro llega a tener una forma de “C”, como la que tiene el ex –PRB con el que gano la Vendée Globe de 2000 Michel Desjoyeaux. El trimado de la vela mayor de un OPEN 60 se basa en control tensión de escota y desplazamiento del carro de la vela mayor de una banda a otra. Un aparejo que tiene la capacidad de aguantar más de seis toneladas de tensión, que se reduciría una tonelada más si el carro de la vela mayor se coloca en popa.

La guerra de centrar pesos es lo que ha llevado a adelantar el carro de la vela mayor en los OPEN 60, se puede ver la evolución en el Safran de Marc Guillemot, el Groupe Bel de Kito de Pavant; y ahora en el Virbac-Paprec 3, el Foncia y el PRB.

Hay una teoría muy interesante del científico estadounidense John Maeda que es muy validad para poder sopesar ciertas cuestiones técnicas de concepto, lo que él denomina: Las Leyes de La Simplicidad. Maeda es un científico del MIT de Massachusetts.

Cierto es que los barcos que participan en la BWR son llevados al límite tecnológico, pero lo importante es acabar la regata con el menor número de averías. Conozco una ingeniero que trabajo durante un tiempo en la Agencia Aero Espacial Europea, siempre me dijo que los satélites que envían al espacio están sumamente probados, son proyectos de muchos millones de euros y no se pueden permitir el lujo de quemarlos.

c) Dury Alonso

dury-bwr