Portada ›› Blogs ›› Navegando por nuestras costas y viajando por su entorno

Por popa Silleiro. la proa al claro y neto sur.

La costa de Silleiro al S

Esta aguas entre Silleiro y el puerto de A Guarda las conocen muy bien los pescadores de lubinas, sargos... pero no es una costa para atracarla. Punta Centinela, Pedra Rubia, punta Mougás el islote de El Cagado y punta Orelluda, para el que lo quiera, para mi no vale eso de "quien dice miedo", prefiero la lubinita en el plato, que está de muerte a meterme en camisas de once varas, la foto os dirá algo.

Islote Cagado y Punta Mougas
Las Orelludas

El Estero de Oia es el entrante más notable de esta costa, en su fondo el pequeño puerto pesquero artesanal de Santa María de Oia y mandando un edificio singular que vale la pena conocerlo, (por tierra) el Mosteiro de Oia destacando sobre la Valga, la sierra a su espalda.

blog_12

Sorpresa, en las puntas de esta pequeña ensenada me saludan dos surfistas que aprovechan una zona de rompiente con dos bemoles.

blog_13

A Guarda es la última villa por el S de Galicia. Un puerto, abierto al W, de 400 m de longitud y un ancho de 100 m protegido por dos malecones balizados con un abra de 125 m y un calado en puntas de 8 m, que disminuye gradualmente hasta el fondo del puerto. La naturaleza del fondo es de arena en el centro y arrecifes en sus orillas.

blog_14

Hoy que es un día que bueno. no de "sol y moscas", pequeña brisa y un poco de mar tendida del noroeste, sin grandes complicaciones, la forma de levantar la mar en las inmediaciones de puntas despiertan en mi experiencia que al puerto de la Villa de la Langosta y el Pez Espada solo se puede acceder con buen tiempo. Con mar guesa o temporales del 3er y 4º cuadrante, las pequeñas embarcaciones que fondean entre puntas, las varan en tierra. En las cercanías, la mar arbola considerablemente y las olas entran en puerto con mucho recorrido. Algún crucero a motor (por supuesto) tiene atracado en el interior en pleno verano y los largos y springs de amarre bien trincados ya que la corrida de mar se nota, y como se nota.

blog_15
blog_16

Desde A Guarda hasta la boca del Miño, la costa corre dominada por el monte de Santa Tecla. Es muy sucia lo mejor es navegarla con un resguardo mínimo de 600 m.

blog_17

Poco a poco van abriendo los 1400 metros de barra entre las puntas de Santa Tecla (España) y Punta Ruiva (Portugal) totalmente expuesta al oleaje y a los vientos del cuadrante W y sobre todo SW por donde el "Pai Miño" como así le llaman los gallegos, tributa al Atlántico. Mandando en el paisaje con autoridad, en plena desembocadura las muralla y almenas del islote Insua, antigua prisión portuguesa al estilo de Alcatraz, y todo su conglomerado de pequeños islotes (Insua Velha) y arrecifes. En una de sus garitas, concretamente la que da al NW se levanta el faro de la Isla que con sus tres sectores, B, R y V baliza de noche las zonas libre y navegables así como los peligros en sus proximidades donde fondean numerosas piedras y donde la mar arbola y rompe con mucha frecuencia.

blog_18

Fácil de entender, esta isla nos da dos entradas a la foz, la Barra del Norte (Orilla Española) y la Barra del Sur (Orilla Portuguesa).

blog_19

Aquí no vale patriotismo, la del Norte es más ancha que la del Sur pero más sucia con el peligro aumentado de la variación de los bancos de arena tanto de posición como de volumen llegando en las grandes riadas a cerrarse canales para abrirse otros. Sin duda, vamos es que ni me lo pienso, vamos vamos que nos vamos por la barra del S. Que además dispone de dos enfilaciones, la primera en la orilla portuguesa, la enfilación de Moledo, con mi proa al rumbo 099º. Pero no todos es "días de vino y rosas", a medida que navego proa a ella, la ola va increscendo, en algunas llego a vislumbrar la arena del fondo además de ciertas ganas de retonar a mar abierto. A surfear la ola.

blog_20
blog_21

Con la mirada presta por babor, poco a poco se van juntando en la orilla española las dos baliza a franjas rojas y blancas que me meten en la zona navegable. La proa al 010º.
Llegando a la orilla de la playa de Camposancos, me pasa como un cohete un bote de un pescador y estos casos vale más malo conocido que bueno por conocer, a seguirl su estela dejando la cardinal de las piedras Oliveiras por babor.

blog_22

Suena mi mobil: "si", "Miguel no serás el zumbado que se acerca con una neumática al embarcadero de Camposancos", es una voz para mi archiconocida, sin duda de un gran amigo, a que lo lío para remontar el Miño.

blog_23

Continuará.

Hay una canción cubana que dice “Para Vigo me voy”, no es mi caso, pronto lo será. Por popa la “Ría Cosmopolita” de la que nos cuidaremos otro día. Tiene como todas las Rías Baixas mucho que ver y descubrir.

blog_3

 

A estribor las titánicas paredes de la isla S de Cíes y a babor dejé Punta Lameda en Monteferro, las islas Estelas, las temibles Serralleiras , la baliza de la Negra, Carallones en fin todo el pedregal que defiende a la Ría de Baiona, la última de las rías menores que encierra uno de los enclaves turísticos más importantes del sur de Galicia y que por supuesto también la navegaremos y recorreremos. Llegamos a la baliza del Lobo de Silleiro con el cabo y su faro enfilado. Aquí flexiona la costa y toma una clara dirección S.

blog_4
blog_5

Nos separa de destino, la desembocadura del río Miño. unas 15 millas en aguas oceánicas, fuera de la protección que nos proporcionan las rías. Una costa prácticamente inaccesible desde la mar por su gran cantidad de arrecifes.

blog_6

El meteo no falla, vientos de componente norte, 3er y 1er cuadrante son los predominantes y la trabajan todo el año (oleajes incómodos en el caso de los nortes térmicos, o grandes olas que rompen en los acantilados en los NW, W y SW provocados por los frentes).

Como telón. a escasos metros de las rompientes y en paralelo de N a S una cordillera escarpada y de bastante elevación, las sierras de la Groba y de la Valga, con una cota máxima de 642 metros, así como el trazado de la carretera general que une Baiona con A Guarda y multitud de edificaciones que sinceramente afean un poco la costa. La verdad es que la vista del mar desde estas sierras tiene que se esplendida y me tienta a recorrerlas por tierra.

blog_7

Estas aguas son muy ricas en pesca, siendo muy normal ver navegar por ellas a bastantes embarcaciones de recreo, pescando al curricán. El cantil de 20 m lo tenemos en toda la costa a unos 400 m aproximadamente de la rompiente pero siempre cuidaremos de la dirección e intensidad del viento, así como la ola y su altura. Que no nos cieguen las impresionantes lubinas que merodean.

Los fondos de Silleiro, son muy sucios, además del arrecife que lo rodea, salen en dirección NW multitud de piedras y lajas hasta no menos de 1.500 m del faro antiguo donde trabaja brutalmente la mar que rompe con gran potencia. Solo los más valientes y conocedores se atreven a navegar entre ellos, sinceramente hay que tenerlos…

Navegando por las inmediaciones del cabo, la boya del Lobo de Silleiro, (una cardinal N, a 0,8 M al NW del cabo) es la mejor marca para librar todo el pedregal. El Lobo de Silleiro es el bajo más importante y peligroso de esta zona, está formado por tres piedras una siempre visible y las otras dos sólo en bajamar donde su presencia es continuamente acusada por la rompiente.

El Faro de Cabo Silleiro está situado a 240 m de la mar y cerca de la Punta de las Negras que es de muy fácil identificación por el islote situado a 500 m al 324º y un poco más al S, una importante instalación hotelera enfrente de la conocida como ensenada del Tato.

blog_8

En próximas entregas os prometo un vídeo de la zona, ahora toca atender al timón que es lo que me queda

El remontar un cabo, la luz de un faro por la noche y el conocer el entorno donde atracabamos fueron sin duda los principales motivos que me llevaron tanto a estudiar Náutica como una vez que dejé de navegar profesionalmente el de practicar la navegación recreativa, De mis experiencias, navegaciones y sentimientos, trata este blog que con ánimo de compartirlas, e intentar que disfruteis de las mismas sensaciones, intenta ser una pequeña guía de viajes, donde espero que vuestros comentarios, apreciaciones y sugerencias la enriquezcan.

blogtrip_1

El viaje de esta primera parte, que día a día iré relatando, lo realicé entre Otoño e Invierno del 2008/2009 en una neumática de casco rígido de 8 metros de eslora, motorizada con dos propulsores de 90 CV gasolina, y un equipamiento de GPS Plotter, sonda, equipo de seguridad reglamentario y cámara fotográfica.

Cuando comencé a barruntar la, llamemosle "aventura" saltaron bastantes posibles tripulantes que a la hora de la verdad, pues las miles de excusas, algunas peregrinas me dejaron, un buen día de Noviembre, aprovechando el veranillo de San Martín, saliendo al despunte del sol de la Ría de Vigo, partí rumbo a Baiona y costa sur gallega. Los partes daban buen tiempo para navegar, olas de mar de fondo entre 1 y 2 metros, (buen armónico para una embarcación de este tipo) viento del Norte, máximo fuerza 2 y cielo 30% cubierto. ¿Quién da más?. Tarjeta salvadora para llenar de gasofa, 140€... y a navegar.

blogtrip_2

Mañana más camino de esa mar y esa costa que un poeta gallego "Manuel Antonio" dibujó como: “Nos llenaron el vaso con toda el agua del Mar para componer un cocktail de horizontes” .

Por Miguel Anxo Lareo

IMG_0762