Portada ›› Equipamiento ›› Dos australianos inventan la primera papelera marina automatizada en Mallorca

Dos australianos inventan la primera papelera marina automatizada en Mallorca

Dos australianos inventan la primera papelera marina automatizada en Mallorca

Esta mañana se ha presentado en el Real Club Náutico de Palma (RCNP) "Seabin", el prototipo de una papelera automatizada para recoger basura, aceites, combustibles y detergentes que habitualmente se acumulan en clubes náuticos y puertos deportivos.

Los australianos Andrew Turton y Pete Ceglinski han explicado los detalles de la tecnología Seabin, que han creado y desarrollado en Palma de Mallorca por su condición de centro neurálgico del sector en Europa y desde donde pretenden exportarla a nivel internacional. Les han acompañado Jaume Carbonell, gerente del RCN; Manuel Fraga, director deportivo, y Rocío Lozano, responsable de Calidad y Medio Ambiente del club náutico, donde se ha testado el prototipo de "Seabin".

Seabin es una papelera automatizada marina que recoge basura flotante, combustible y detergentes de forma ininterrumpida 24 horas al día los 365 días del año. Este "cubo de basura marina" se empezará a utilizar en clubes y puertos porque ofrecen un entorno controlado, sin enormes olas o grandes tormentas.

Los fundadores de Seabin Project están recaudando fondos para iniciar la producción de estas papeleras marinas a través de la plataforma Indiegogo. El importe inicial necesario es de 150.000 euros.

Sobre los creadores de Seabin Project:

Andrew Turton es un constructor de barcos australiano, surfista y amante del océano que emprendió la idea de "Seabin" hace ocho años tras numerosos viajes en velero alrededor del mundo, en los que pudo ser testigo de la contaminación masiva que se acumula en los puertos deportivos. Turton vive en Palma de Mallorca.

Peter Ceglinski es un diseñador industrial australiano, también surfista y amante del océano, que abandonó su trabajo en 2004 cansado de producir numerosos productos de plástico. Empezó a trabajar en la industria náutica, donde conoció a Andreu Turton hace 4 años.