Portada ›› Pesca y Ecología ›› Pesca continental. Salmónidos ›› Se mantiene la tradición en el inicio de la temporada de salmónidos, bien para unos mal para otros

Se mantiene la tradición en el inicio de la temporada de salmónidos, bien para unos mal para otros

Se mantiene la tradición en el inicio de la temporada de salmónidos, bien para unos mal para otros

En algunos ríos gallegos la apertura de la temporada salmónidos dibuja un horizonte esperanzador,
El frío y la lluvia condicionaron muchos cauces

En líneas generales, el primer día de la temporada de pesca fluvial en Galicia dejó diferentes sabores de boca, según la zona de largada, entre los pescadores que se acercaron a las orillas de los ríos. Fueron mejores las capturas en el norte, sobre todo, en la provincia de Lugo, y en aquellos cauces que llevaban menos caudal. El viento frío y la lluvia provocaron que en algunas zonas las condiciones no fueran las ideales. La ilusión no se pierde y en general tanto en el norte como en el sur galaico, la afición mantiene la esperanza de una buena campaña salmonera.

 

Lugo.

 

En la zona que baña el río Ladra, la alegría inundó las riberas con las abundantes capturas y el buen tamaño de algunas “troitas”. Bastante afluencia desde primeras horas de la mañana. En el Miño y en los cotos de Terra Chá y Castro de Rei, se completó el cupo, y el rey del señuelo fue la cucharilla.
En el cauce alto del Eo, a su paso por Ribeira de Piquín, la jornada fue regular. El caudal era alto y fue un buen día para los que optaron por pescar a cucharilla, sin la misma suerte aquellos que se decidieron por la mosca. En el río Parga, en la zona de Friol, buen día y truchas pequeñas, el río con abundante caudal. En el río Cabe (Monforte), muchos capotes; los que triunfaron se llevaron buenos ejemplares.

 

A coruña

 

El viento frío fue uno de los principales motivos de queja en la zona de Bergantiños. En el Anllóns escasas capturas y muchas sin dar la talla. Protesta generalizada por la presencia del cormorán centroeuropeo, un gran depredador que en pocos años habita en los ríos coruñeses, y son causantes de la merma de ejemplares.

 

Pontevedra

 

Los ríos pequeños, la clave, se podría decir de overbooking de pescadores. En el Deza el comentario de los pescadores fue “que en los ríos grandes como apenas se produjeron capturas”; achacando al excesivo caudal que provocó poca actividad mientras que en los ríos pequeños, como es el Toxa, en Silleda, las capturas fueron abundantes y hubo pescadores que cubrieron el cupo de la jornada llevándose las diez truchas. En el coto de Rodeiro, las capturas eran muy dispares. Algunos lograban hasta seis piezas pero la tónica dominante dejaba solo una o dos truchas. La mayoría optaba por cebo vivo, como lombriz y babosa. Por el contrario el río Asneiro, en Lalín ofrecía mejores resultados, incluso se lograban ejemplares de grandes dimensiones , (un ejemplar de 59 centímetros y 1,8 kilos en el lugar de Os Muiños (Vilanova, capturada con lombriz).

 

Ourense

 

Las esperanzas de una buena campaña, por el trabajo realizado en torno a la repoblación de ejemplares. Una de las principales novedades en la jornada de ayer fue el estreno del nuevo tramo sin muerte en el río Loña, una decisión que contó con más de una crítica entre los pescadores de Ourense, que tenían un buen acceso a esa zona por el barrio de As Lagoas y que ya optaron por desplazarse a otros lugares.

 

La federación hace hincapié en la nueva normativa en la modalidad del varal

 

Desde las distintas delegaciones provinciales de la federación de pesca hicieron ayer hincapié en recordar la nueva normativa relativa a la modalidad del varal -una caña con un sedal en la punta-, que ha ganado adeptos en los últimos años y que fue incrementando el tamaño de las cañas hasta dimensiones que no solían ser habituales en los ríos. Esto permitía a los pescadores acceder a zonas complejas de llegar de otra manera, pero, para muchos, se empezaba a pervertir el espíritu de la lucha entre el pescador y la trucha.

 

Por este motivo, la Xunta cambió la normativa y ahora la longitud del sedal de la punta de la caña no podrá ser inferior a la mitad de la longitud de la propia caña. Una novedad que se encargaron de recordar desde la federación durante estos días previos a una jornada inaugural en la que se lamentaron algunos problemas derivados de vertidos, en mayor medida en la zona de Ourense, y de los efectos de las lluvias de los últimos días, lo que limitó las zonas habituales de muchos de los practicante, que tendrán que esperar a que la meteorología les sea favorable.