Portada ›› Pesca ›› Ecología y Mar ›› España rehúsa combatir la sobrepesca en el Mediterráneo

España rehúsa combatir la sobrepesca en el Mediterráneo

La propuesta del Ministerio desoye las recomendaciones científicas y pone en peligro el futuro de la actividad pesquera en este mar
Oceana pide que se incremente la prohibición del arrastre hasta 150 m de profundidad para proteger la pesca artesanal, ecosistemas esenciales y juveniles

Oceana denuncia que España pretende perpetuar la sobrepesca en el Mediterráneo, que ya afecta a 9 de cada 10 poblaciones de peces en este mar. La propuesta de la Secretaría General de Pesca para actualizar el plan de gestión integral de la pesca en el Mediterráneo plantea reducciones de esfuerzo para la flota de arrastre muy por debajo de las recomendaciones científicas. Así, propone reducciones de capturas del 10% pese a que en ciertas especies deberían disminuir el 80%, como en el caso de la merluza, en alto riesgo de colapso.

 

Según el plan integral anterior, en 2015 se debería haber acabado con la sobrepesca, pero las medidas aplicadas hasta ahora solo han servido para empeorar la situación. Por ello, Oceana señala que es necesario hacer un cambio de paradigma real en el Mediterráneo para recuperar su abundancia, siendo uno de los puntos clave la disminución del impacto de artes de pesca destructivos y poco selectivos.

 

“Es necesario limitar más la pesca de arrastre, una de las principales causas del estado alarmante en el que se encuentran los recursos pesqueros del Mediterráneo”, reclama Lasse Gustavsson, director ejecutivo de Oceana Europa. “En 1999 se dio un paso importante al prohibir el arrastre hasta 50 m de profundidad para proteger las praderas de posidonia. En el siglo XXI, es necesario limitar más el impacto de este tipo de pesca destructivo, incrementando su prohibición hasta los 150 m para proteger zonas de agregación de juveniles y ecosistemas esenciales (maërl y coralígeno). Esta franja debe reservarse a flotas de artes menores de bajo impacto, las cuales representan el pasado y el futuro de la pesca del Mare Nostrum”.

 

La pesca artesanal supone el 80% de la flota pesquera en el Mediterráneo y, a pesar de que debe mejorar su gestión para que sea realmente sostenible, tiene un impacto mucho menor que el arrastre. La Política Pesquera Común determina que se debe asegurar un acceso preferencial a sus caladeros y, sin embargo, actualmente los comparten con el arrastre.

 

Oceana reclama al Gobierno español medidas valientes y efectivas, orientadas a acabar con la sobrepesca en el año 2020, y una actitud de liderazgo en la recuperación de este mar.

 

Más información:

 

 

Proyecto de Orden por la que se establece un plan de gestión integral para la conservación de los recursos pesqueros en el Mediterráneo afectados por las pesquerías realizadas con redes de cerco, redes de arrastre y artes fijos y menores

 

 

Proyecto de Real Decreto por el que se establecen medidas de ordenación y se regula el ejercicio de la pesca con artes de arrastre de fondo en el caladero del Mediterráneo