Portada ›› Pesca ›› Más Especies ›› Descubren en Chile una extraña criatura

Descubren en Chile una extraña criatura

Descubren en Chile una extraña criatura

El animal, de la especie Octupus giganteus, fue encontrado por pescadores en la costa de Los Muermos.

Un gigantesco pulpo de la especie Octupus giganteus, de 12 metros de largo, varó hace unos días en una playa del sur de Chile, algo de lo que no se tenía noticia en el mundo desde hacía más de 100 años.

El hallazgo fue casual. A 1.200 kilómetros al sur de Santiago de Chile, la Armada localizó varada en una playa a una enorme ballena jorobada. Pero cuando los veterinarios le practicaban la necropsia saltó la verdadera sorpresa a poco más de tres kilómetros de distancia, donde reposaba en la arena una extraña criatura en descomposición de doce metros de longitud, de aspecto amorfo, grumoso y gris. No era una ballena, según las primeras pruebas, pero tampoco un calamar gigante.

La investigación comenzó de inmediato. Los biólogos y veterinarios del Centro de Conservación Cetácea de Chile se pusieron a trabajar con la colaboración de científicos del país y el extranjero para determinar el hallazgo. ¿La masa amorfa se trataría acaso de una especie nunca descubierta hasta la fecha? Esta hipótesis de trabajo se ha barajado, pero las pesquisas, a la espera de confirmación, apuntan a un descubrimiento no menos importante: la extraña criatura podría ser una especie de pulpo gigante que se creía extinguida. La única referencia sobre este animal data de una fotografía tomada en 1896 en una playa de Florida.

«Si se confirma la información, se trataría, sin duda, de un descubrimiento mayor», explicó a La Voz la directora del Centro de Conservación Cetácea de Chile, Elsa Cabrera.

Los científicos chilenos han enviado una muestra de tejidos para su análisis de ADN al bioquímico francés Michel Raynal, que también es una de las mayores autoridades mundiales en la investigación de cefalópodos y octópodos.

El ejemplar, hallado en la playa chilena de Pinudo, podría pertenecer a la especie denominada Lusca , aunque el último ejemplar del que se tiene noticia, el fotografiado en 1896, medía sólo seis metros, frente a los doce que tiene la nueva criatura.

En los años cuarenta, cincuenta e incluso ochenta se han obtenido testimonios de pescadores que aseguran haber visto pulpos gigantes en las Bahamas, Hawai y en las costas de Florida, de tamaños que oscilan entre los seis y los quince metros, aunque se cree que podrían pertenecer a distintas especies.

En un principio, varios expertos en mamíferos marinos de Chile pensaron que la extraña criatura podría ser el cuero de una ballena en descomposición, pero esta hipótesis se descartó porque la textura del tejido, la piel y el volumen del ejemplar no se correspondían con el de los cetáceos.

Octupus giganteus

El único hallazgo conocido de un Octupus giganteus se produjo en 1896 en una playa de Florida, EU", aseguró hoy Elsa Cabrera, especialista del Centro de Conservación de Cetáceos, que estudió el ejemplar.

El inmenso cefalópodo, que causó el asombro de lugareños, pescadores y científicos, fue encontrado el pasado 23 de junio por miembros de la Marina chilena en la playa La Doncella, cerca de la localidad de Los Muermos, a mil kilómetros al sur de Santiago.
"Fue impresionante observar un animal de tan grandes proporciones", comentó Elsa Cabrera, que junto a otros expertos del Centro de Conservación de Cetáceos se encontraba en la zona para estudiar una ballena jorobada de 14 metros de longitud que varó en otra playa del mismo sector, y fueron alertados de la presencia del enorme molusco cefalópodo por los marinos.

"Tiene 12 metros de largo, 5.8 metros de ancho y 1.6 metros en su parte más alta que es la cabeza", precisó la experta, que extrajo algunos tejidos del animal y los enviará a centros especializados de Francia e Italia para su análisis.

Explicó que el cuerpo del pulpo, que presenta varias mordeduras de otros animales marinos, como cachalotes, que suelen comerse a estos cefalópodos, "es un descubrimiento muy importante para la ciencia mundial".

La experta señaló que al leer toda la bibliografía que se tiene de estos animales, el pulpo encontrado en una playa chilena sería el segundo de su tipo que vara en una playa, habida cuenta que es una especie que habita a 900 metros de profundidad.

Agregó que además del hallazgo de 1896 en Florida, EU, se ha hablado de otros avistamientos que nunca fueron confirmados.

Elsa Cabrera lamentó que la gente que ha llegado al lugar haya comenzado a destruir el animal, cuyos restos, comentó, podrían formar parte del patrimonio científico y cultural de Chile.

De hecho, dijo, el Centro de Conservación de Cetáceos ha tomado contacto con el Museo de Historia Natural en Santiago, con el fin de que ellos se queden con algunos de los tejidos de este pulpo gigantesco.

Especie: Octupus giganteus,

• Largo: Mide 12 metros

• Ancho: 5.8 metros

• Esta especie habita a 900 metros de profundidad.

• Fue encontrado en una playa al sur de Chile.

• Desde hace 100 años no se encontraba un ejemplar similar.