Portada ›› Pesca ›› Pesca continental. Salmónidos ›› Cantabria inicia la temporada salmonera con 2.850 pescadores y un cupo de 90 salmones

Cantabria inicia la temporada salmonera con 2.850 pescadores y un cupo de 90 salmones

Este año, la campaña se iniciará este domingo, 26 de abril, y se cerrará el día que se alcance el número máximo de ejemplares autorizados en cada río, y en todo caso, se dará por concluida el 30 de junio.

Cada pescador solo podrá llevarse un ejemplar por día con un máximo de tres capturas por caña y en toda la temporada. En el Asón, el tope de capturas se impone en 30 ejemplares; 25 en el río Pas (en ambos ríos, cinco más que el año pasado); 15 en el Nansa y 20 en el Deva (los ejemplares capturados en los tramos de este río que se comparten con Asturias no computan).

Aunque quedan por adjudicar las licencias de los pozos menos demandados, desde la Consejería de Pesca se autorizan en 2015, como el año pasado, en 2.850 permisos para conseguir alguno de los 90 salmones, cantidad de pescos con los que se cierra la campaña.

Los cotos más deseados son Batuerto y Peñaquebrada (Asón); Puente Viesgo y Güedes (Pas); Olios y Bejar (Nansa), y Matadero en el Deva. Los menos atractivos para los pescadores, Pozo Negro, en Asón, y Castañalón, en Pas y El Renal en el Deva.

 

Las perspectivas para este año son buenas. En el Pas y el Asón ya he visto varios salmones y el Deva no anda mal. Los ríos bajan con agua y con buen color. No hay días especiales para pescar salmones aunque lo mejor son ríos caudalosos, sol para verlos mejor y echarles bien al morro, poner el cebo delante del salmón y aguantarlo.

 

¿Repicará el campanu?

 

Estea domingo, los oídos estarán agudizados por si suena el campanu. El del año pasado se pescó a primera hora de la mañana en el coto Matadero del río Deva. Pesó casi cuatro kilos, le capturó el palentino Jesús Giraldo y no lo vendió. En los últimos años, en Cantabria, se pagan alrededor de 2.500 euros por ejemplares con una media de 4,5 kilos. No así en Asturias donde en el año 2007 se marcó un récord: 18.000 euros por un pez de 3.700 gramos que fue pescado por Paulino Fervienza, en el asturiano Pozo de La Volta. Hasta 2007 comercializar el campanu estuvo prohibido en Cantabria; desde entonces se autoriza la venta del primer salmon de cada río.