Portada ›› Pesca ›› Pesca continental. Salmónidos ›› Reabierta la pesca de salmón en el río Bidasoa

Reabierta la pesca de salmón en el río Bidasoa

  • Ha estado cerrada durante una semana con el objetivo de «proteger los salmones multi-invierno»

Tras una semana cerrada ayer se volvió a abrir la pesca de salmón en el río Bidasoa.

Es la primera vez que se lleva a cabo una medida así, que supone una veda en la mitad de la campaña. Se ha hecho, según el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra, con el objetivo «de la protección de los almones multi-invierno», es decir, los que pasan más de un año en el mar, antes de regresar de nuevo a su río de origen. Se ha determinado que estos salmones son los que miden más de 70 centímetros.

La veda comenzaba tras capturarse el salmón número 22 multi-invierno (por lo tanto, mayores de 70 centímetros de longitud), del total de 29 que se han capturado desde el 1 de mayo, día en que se abrió la presente temporada.

La normativa indicaba que la veda se cerraba «al día siguiente de que se capture el salmón multi-invierno número 22 (el 80% del cupo) de salmones multi-invierno) se establecerá una veda de una semana transcurrida la cual se reanudará la pesca del salmón».

83 salmones máximo

Este año se pueden capturar un máximo de 83 salmones en el Bidasoa, en una campaña que se inició el 1 de mayo y que finalizará el 31 de julio o antes si se completa el número total autorizado de capturas. La pesca de salmón, de acuerdo con la normativa establecida para la temporada, se puede practicar todos los días de la semana excepto los martes no festivos y la talla mínima deberá ser de 40 centímetros. Una vez pasada la semana de veda, el 26 de junio se podrá volver a pescar en el río. La normativa permite una caña por pescador y un salmón por pescador al día. La pesca de los zancados (salmones que han efectuado la reproducción) está prohibida.

Otras medidas

Con el objeto de proteger al salmón atlántico y al resto de especies en condiciones hidráulicas adversas, cuando el guarderío compruebe que las condiciones hidrológicas (como puede ser la turbidez del río elevada) suponen un riesgo para la integridad de las especies, se prohibirá temporalmente la pesca con cucharilla y devón en el tramo salmonero. Asimismo, cuando el guarderío compruebe, en el paraje de las Nazas, que en un periodo superior a las 24 horas, la presa de la central de Irun-Endara no rebosa agua por su coronación en la mitad derecha del azud (entre la isla central y la margen derecha del río), se prohibirá temporalmente la pesca entre el azud y el desagüe del depósito.

De momento quedan lejos los 83 permitidos en la presente campaña