Portada ›› Turismo Náutico ›› Carnival dominará el mundo de los cruceros

Carnival dominará el mundo de los cruceros

Dos votos de accionistas era todo lo que separaba a Carnival Corp., de un casi completo dominio del mundo de los cruceros.

Cuando Carnival termine la adquisición de P&Q Princess, radicada en Londres, tendrá barcos en todos los grandes mercados del mundo con excepción del Lejano Oriente.

Es probable que las reuniones de mañana lunes y el miércoles, a celebrarse en Nueva York y en Londres, terminen en una fusión que dejará muy atrás a un desmejorado Royal Caribbean. Lo que quedará por delante serán retos e incertidumbres con relación a precios de los cruceros, demanda, superposición de narcas, supervivencia y destino de los competidores.

El acuerdo se produce en un momento en que la preocupación por la guerra y la enfermedad tiende a desalentar los viajes. Las compañías están luchando con los altos costos del combustible, la seguridad y las regulaciones ambientales. Se lanzan nuevos barcos pero las reservaciones siguen estancadas.

''En cuanto el mundo se tranquilice'', los negocios van a mejorar, dijo Hal Burns, de Air and Sea Travel Resources del sur de la Florida. ``Pero tenemos que dejar atrás los baches del camino''.

Por el momento, la principal noticia es la adquisición Princess, con sede en Londres, por parte de Carnival, radicada en Miami. La adquisición de acciones y deudas está valorada en $8,200 millones e incluye $2,700 millones de deuda de P&Q.

El acuerdo le da a Carnival una vasta distribución geográfica, especialmente en Europa donde Princess tiene fuerza y donde sus perspectivas de crecimiento son mejores.

Por otra parte, deja establecido de una vez por todas quién es el No. 1. Carnival va a tener el doble de camarotes que Royal Caribbean que, a su vez, tendrá el doble de Norwegian Cruise Line y de su empresa matriz, Star Cruises.

La diferencia en tamaños pudiera significar que la mayor fusión que haya habido en la industria no será la última.

''No creo que podamos excluir este proceso de una ulterior consolidación'', dijo Peter Wild, un consultor de G.P.Wild International, radicada en Londres.

Royal Caribbean, que lucha desde hace tiempo por igualar a su rival, hizo su primera oferta formal por Princess en noviembre del 2001. La combinación hubiera creado paridad con Carnival. Pero Carnival rompió lo que parecía ser un acuerdo sellado.

Royal Caribbean, con su línea Celebrity, tiene dos marcas conocidas y respetadas. Está bien ubicada en el mercado de América del Norte pero va a tener una vida más difícil en Europa.

Los europeos parecen ser aficionados a líneas que se identifican con sus propios países, dijo Cleopatra Murphy, una analista con Ryan Beck Co., en Boca Ratón. Los italianos quieren estar en un crucero Costa, los británicos en un Princess. Carnival los tendrá a los dos.

Carnival, que empezó con un barco en 1972, tiene un historial de comprar compañías y luego dejarlas operar casi independientemente. En el pasado, algunas de sus adquisiciones necesitaron del poderío financieron de Carnival para imponerse. En el caso de Princess, Carnival está comprando una compañía sana con una cultura definida que ha asustado a muchos potenciales compradores.

Muchos dicen que combinar las marcas de Princess y Holland America bajo una sola sombrilla será uno de los grandes retos de Carnival.

''Están chocando constantemente'', comentó Stewart Chiron, presidente de LeisurePros Inc., una compañía de cruceros de bajo precio radicada en Miami.