Portada ›› Turismo Náutico ›› Clubes náuticos gallegos con “Q” de calidad en la Cornualles española

Clubes náuticos gallegos con “Q” de calidad en la Cornualles española

Clubes náuticos gallegos con “Q” de calidad en la Cornualles española
  • Galicia dispone de una amplia y variada oferta náutica con amarres y servicios de primera calidad para embarcaciones deportivas de cualquier eslora y reserva de plazas para tránsito
    Ribadeo, Ares, Sada, Coruña, Portosín, Ribeira, Cabo de Cruz, Grove, Sanxenxo, Portonovo, Cangas y Vigo cuentan con el galardón del Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE)

 

Acantilados interminables, profundas bahías, suaves valles, fondeaderos protegidos y, sobre todo, amarres perfectos para cualquier embarcación. Así es la costa gallega, la Cornualles inglesa en versión española, un rosario de rías perfectas para la navegación, con viento para todos los gustos y clubes náuticos que ofrecen el punto de recalada ideal para barcos en tránsito.

 

Los puertos gallegos suman actualmente 13 de los 20 distintivos a puertos deportivos otorgados por el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) en toda España. Se trata de las entidades encargadas de la gestión del Club Náutico de Ribadeo, Club Náutico Ría de Ares, Club Naútico de Sada, Real Club Náutico de La Coruña, Real Club Náutico de Portosín, Club Naútico de Ribeira, Club Náutico de Boiro-Cabo de Cruz, Pedras Negras (O Grove), Real Club Náutico de Sanxenxo, Club Náutico de Portonovo (Sanxenxo) y Real Club Náutico de Rodeira (Cangas). Todos los clubes merecedores de la "Q" de Calidad pertenecen a la Asociación de Clubes Náuticos de Galicia-Asnauga.

 

“Somo asociaciones sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es la promoción del turismo y el deporte náutico”, afirma Javier Ruiz de Cortázar, presidente de Asnauga. Los 28 clubes a los que representa la asociación disponen de plazas reservadas para embarcaciones en tránsito (un mínimo del 10 por ciento), de forma que durante todo el año es posible amarrar en sus pantalanes y utilizar todos sus servicios. Los precios pueden oscilar entre los 10 y los 40 euros por noche de amarre.

 

De Ribadeo a Coruña

 

Desde la costa asturiana, el primer club náutico gallego que nos encontramos es el de Ribadeo, enclavado en la ría del mismo nombre. Dispone de 641 amarres a pantalán, de las cuales 28 plazas están destinadas a tránsito, con una eslora mínima de 5 metros y máxima de 18 metros. Toma de agua y electricidad, pórtico elevador de 32 toneladas y todo tipo de servicios (www.clubnauticoribadeo.com/).

 

En la provincia de A Coruña se encuentra el Club Náutico Ría de Ares, en una de las tres rías del Golfo Ártabro, la de mayor calado y con una amplia oferta náutica. En Ares existen 341 amarres en pantalán con agua y luz, aseos y duchas, restaurante-cafetería, taller de reparaciones, marina seca, local social, Escuela de Vela, Escuela de Titulaciones Náuticas, aulas, etc (www.nauticoares.com).

 

En la orilla sur de la Ría de Ares nos encontramos con uno de los clubes más grandes de Galicia. El Club Náutico de Sada tiene 313 plazas de amarre de entre 6 y 16 m. de eslora. El calado oscila entre 2 y 3,5 metros. Dispone de servicios de luz, agua, combustible y marinería. Todo esto en una lámina de agua de 29.558 metros cuadrados. La marina seca, con una superficie de 1.700 metros, ofrece servicios de varada, carenado, y la recogida de residuos y zona de invernada. Tiene un travel-lift de hasta 50 toneladas (www.nauticodesada.es).

 

El Real Club Náutico de La Coruña dispone de 353 amarres para esloras comprendidas entre los 8 y los 30 metros. Todas las plazas tienen finger, agua, electricidad, wifi y personal que le ayudará en su maniobra. Además, cuenta con cafetería-restaurante, duchas y vestuarios, lavandería, etc. Su situación privilegiada, en el centro de la ciudad, le permitirá llegar a pie a todos los demás servicios que puede ofrecerle la ciudad como restaurantes, bares de tapas, supermercados y todo tipo de servicios como bancos, tiendas y cines (www.marinarealcoruna.com).

 

De Portosín a Sanxenxo

 

Enclavado en la Ría de Muros y Noia, el Real Club Náutico de Portosín ofrece unas modernas instalaciones. Tiene 210 amarres distribuidos en cuatro pantalanes dotados de fingers y 52 de esas plazas están reservadas para los visitantes en tránsito con una eslora máxima de 30 metros. El calado de la bocana del puerto es de 9 metros y en la dársena, de 2 a 3 metros. Existe asistencia diurna por personal cualificado y servicio de vigilancia nocturna, además de agua y electricidad en cada pantalán y Wi-Fi gratuito (www.rcnportosin.com).

 

El primer club que nos encontramos en la Ría de Arousa, la más grande de Galicia, es el Club Náutico Deportivo Ribeira. Dispone de 239 amarres para embarcaciones de hasta 14 metros de eslora y dos pantalanes de espera, una grúa de 50 toneladas y foso de lavado para evitar la contaminación. Al igual que el resto ha sido galardonado con “Q” de calidad y desde hace cuatro años luce la bandera azul (www.nauticoriveira.com).

 

Ya en la Ría de Pontevedra el Real Club Náutico de Sanxenxo dispone desde el verano de 2014 de 62 plazas de amarre para esloras que van desde los 6 hasta los 12 metros. Los pantalanes cuentan con rampa para personas con movilidad reducida, agua y electricidad. La sede social dispone de todo tipo de servicios.

 

De Portonovo a Vigo

 

En el mismo municipio de Sanxenxo se encuentra el Club Náutico de Portonovo, situado entre el puerto pesquero y la playa de Baltar. Tiene un total de 203 puntos de amarre para embarcaciones de 6 a 20 metros de eslora y cuenta con travel para varado en la marina seca. También Wi-Fi, marinería todo el año, botes de traslado a fondeos, estación meteorológica, gestión de licencias federativas para vela y submarinismo y limpieza de carenas (www.nauticoportonovo.com).

 

Cangas, en la Ría de Vigo, cuenta con el Club Náutico de Rodeira. Dispone de 269 amarres para embarcaciones de hasta 18 metros de eslora en seis líneas de pantalanes y está ubicado en el centro urbano de la población. La Capitanía del puerto está en el acceso a los amarres, que cuentan con electricidad y agua. También dispone de travel de 64 toneladas (www.nauticorodeira.com).

 

En el corazón de la ciudad con más población de Galicia se encuentra el Real Club Náutico de Vigo. Tiene 287 plazas de amarre con agua y luz. Dispone de gasolinera, aseos y duchas, vigilancia y marinería 24 horas, servicio de limpieza de embarcaciones, gestión de permisos y para reparaciones, varadero, travel lift y grúa de 3 toneladas, información meteorológica, punto limpio, accesibilidad minusválidos, club social, cafetería y restaurante, piscina climatizada, gimnasio y sauna, escuela de vela y Wi-Fi (rcnauticovigo.com).