Portada ›› Vela ›› Regatas Oceánicas

Ericsson 4 tiene previsto entrar este sábado en Cochin. Telefónica Azul reafirma la 2ª posición

Ericsson 4 de Grael continua en un liderato trabajado en las últimas jornadas con tesón, mientras el español Telefonica Azul de Bekking y Martinez se afianza en su segunda posición.

Cuatrocientas millas de infarto... para cási todos

Cochi -India- espera en la jornada del sábado a última hora la llegara del primero de los integrantes de la Volvo Ocean Race, en una segunda etapa que sigue liderada “alto y claro” por los chicos de Torben Grael y Jules Salter a bordo del Ericsson 4. Xabi Fernández desde el “Telefónica azul”: “¡La clave de hoy ha sido la noche. Hemos tendido un poco de más de viento que los demás y hemos podido abrir un hueco y colocarnos segundos”

Ericsson 4 amplía su liderato con un ritmo imposible de seguir para los siete perseguidores. La batalla por el segundo puesto es feroz

El Ericsson 4 continúa ampliando su liderato con un ritmo imposible de seguir para los siete barcos que le persiguen. La batalla por el segundo puesto es feroz, con tres barcos en una milla y un cuarto sólo seis millas por detrás. Tal y como están las cosas, y según cuentan los protagonistas, una simple nube mal tomada puede significar la pérdida de hasta cuatro posiciones en cuestión de minutos. El viento ha decidido soplar ahora del Oeste-Noroeste, haciendo que la marcha de los barcos oscile entre los 6 y los 9,5 nudos a medida que avanzan rumbo Nornoreste en busca de más presión.

VOR: Sólo quedan 900 millas por la proa, pero van a ser penosas y un largo calvario

Cuando no hay combustible, no hay velocidad, y a estos bólidos les está faltando el suyo: el viento. De lleno en la boca de los Doldrums, los barcos apenas han avanzado unas pocas millas en toda la mañana: 15 millas en seis horas el PUMA, 22 millas el Ericsson 3, 25 millas el Telefonica Negro, 37 millas el Telefonica Azul, … Sólo el Ericsson 4 (60 millas) y el Delta Lloyd (62 millas) parecen tener la receta para seguir acercándose a buen ritmo hacia Cochin.

Salió desde la bahía de Las Palmas de Gran Canaria de la XXIII edición de la Atlantic Race Cruising con 221 embarcaciones participantes

En una mañana de sol radiante y buenas condiciones del estado de la mar, se dio salida a la XXIII edición de la A.R.C. (Atlantic Race Cruising), en aguas de la Bahía de Las Palmas de Gran Canaria.

Undécima jornada de competición de la 2ª etapa de la VOR, 3.400 millas náuticas recorridas y cinco barcos navegan en apenas 30 millas.

Undécima jornada de competición de la segunda etapa, 3.400 millas náuticas recorridas y cinco barcos navegan en apenas 30 millas. El esperado reagrupamiento de la flota comienza a ser un hecho, al igual que la anunciada caída de un viento que apenas sopla con 10 nudos de intensidad para el grupo de cabeza. Las jornadas de incómodo y fulgurante rumbo de través han quedado atrás, y los tripulantes se preparan para un cruce de los Doldrums que amenaza con ser especialmente complicado.

La batalla por el podio sigue abierta en la segunda etapa de la VOR

Los Doldrums asiáticos serán un “semáforo” para la flota y probablemete la regata comenzará de nuevo allí rumbo a India. Fernando Echávarri: “Viendo las distancias entre la flota y ante la entrada en los Doldrumos somos optimistas para nuestra clasificación”

Los barcos de la VOR se preparan para las calmas ecuatoriales

Las últimas 24 horas de navegación han sido realmente imponentes para el barco español “Telefónica azul”, comiendo millas sobre los líderes de la segunda etapa de la Volvo Ocean Race. Con un total de 360 millas navegadas a lo largo de la última jornada de competición, el “Telefónica azul” se coloca en la tercera plaza a 24 millas del “Ericsson 4”, primer clasificado.

De nuevo los partes de posiciones vuelven a estar dominados por los hermanos Ericsson, apellidados Grael el 3 y Lewander el 4.

La guerra fraticida lleva días en liza y aquí no hay táctica de equipo para dejar pasar al hermano mayor.

Muchas opciones tácticas en la VOR pasada la meta volante

Con viento del Oeste amainando en intensidad después de cuatro jornadas más que duras, y que se mantiene en el rango de los 15- 20 nudos, la flota continúa navegando en un potente largo.