Portada ›› Vela ›› Regatas Oceánicas

El “Telefónica negro” ha aminorado su velocidad en su rumbo a Ciudad del cabo tras sufrir daños por una ola en el timón, orza y botalón

Una noche ciertamente dura para gran parte de la flota que fue absorbida por el frente de bajas presiones “fuimos engullidos por el frente la pasada noche – afirmaba Bouwe Bekking desde el “Telefónica azul”. “Tuvimos muchísima lluvia y fuertes rachas de viento, de hasta 40 nudos. Inmediatamente después del frente, el viento, muy guasón él, bajó a unos 10-15 nudos, pero seguíamos teniendo bastante mar, así que seguimos avanzando a trompicones”.

Ericsson Racing Team. euforia contenida

El hito obtenido ayer por Ericsson 4 al batir el record de velocidad de un monocasco en 24 horas, superando además la barrera de las 600 millas, es para muchos un éxito en sí mismo, pero para la tripulación es sólo una alegría en medio de un duro trabajo hacia una meta mayor: llegar a Ciudad del Cabo lo antes posible.

”Life At The Extreme”. Ericsson pulveriza el record de las 600 millas en 24H. El Telefónica Negro sufre un aparatoso accidente.

”Life At The Extreme”, de nuevo la famosa frase se refleja en la Volvo Ocean Race 2008-09, con resultados diferentes para unos y para otros. Si a última hora de la noche el equipo que capitanea Torben Grael consiguió romper la mítica barrera de las 600 millas en 24 horas, y ser el monocasco más rápido del mundo, la noche a mostrado la otra cara de la moneda.
El Telefónica Negro, con Fernando Echavarri como patrón, sufrió la pasada noche un aparatoso incidente que ha dado al traste con las esperanzas de los españoles.

El Ericsson 4, de Torben Grael y Jules Salter como navegante, hacen añicos el record de velocidad ya existente y subirlo hasta la friolera de 597 millas en 24 horas, a las 17:15 GMT

Las condiciones han sido propicias, y como ocurriera en la Volvo Ocean Race 2005-06 tan sólo ha habido que esperar a la primera etapa para ver como caía el primer record de velocidad.
Los dos sistemas de baja presión encadenados, en los que está inmersa la flota de la Volvo Ocean Race en el Atlántico Sur, han dado un resultado espectacular como muestra la corredera del Volvo 70 Ericsson 4.

El equipo Telefónica felicita al “Ericsson 4”

Los fuertes vientos del Sur han entrado en juego, y de qué manera. “Aquí estamos, en el Océano Atlántico Sur con olas de cuatro y cinco metros de altura y vientos de 40 nudos” relataba Mikel Pasabant, tripulante de comunicación del “Telefónica negro”. La noche ha sido productiva, especialmente para el equipo liderado por Torben Grael; y mientras el “Telefónica azul” ha sabido mantenerse en las condiciones más extremas, el “Telefónica negro” ha optado por una navegación más conservadora, y así lo expresaba Fernando Echávarri: “Ahora no podemos romper nada, queda mucha vuelta al mundo y esta es la primera etapa. Lo importante, y eso no lo debemos olvidar nunca, es la seguridad”.

Ericsson 4 rompe el record de distancia recorrida en 24 horas

Ericsson 4 ha roto el mayor registro de velocidad en 24 horas de un Open 70" que poeseía ABN-AMRO 2 conseguido en la regata pasada VOR, el triple de rápido sobre las últimas doce horas.

Fernando Echávarri: “No sería una locura pensar que en la flota alguien podría superar las 600 millas diarias”

El anticiclón de Santa Helena va quedando atrás, y aunque las ocho embarcaciones que forman la flota de la Volvo Ocean Race continúan navegando rumbo Suroeste, la ansiada borrasca está tomando dirección Este. “Desde anoche sentimos la influencia de un sistema de bajas presiones que se ha formado en Sudamérica y que ha empezado a moverse en dirección Este.

A primera hora de la tarde la flota está navegando catapultada hacia Ciudad del Cabo

A primera hora de la tarde la flota está navegando catapultada hacia Ciudad del Cabo, con vientos portantes de hasta 37 nudos traídos por la borrasca

Ericsson se mantiene en las primeras posiciones mientras la flota se prepara para la borrasca

Empezando la que podría ser su última semana en el mar en la primera etapa de la Volvo Ocean Race, Ericsson 4 continúa en las primeras posiciones de la flota hacia Ciudad del Cabo, Sudáfrica.

V.O.R. La flota continúa esquivando el anticiclón de Santa Helena

Rumbo Sur para evitar el anticiclón de Santa Helena a toda costa. Así están navegando las ocho embarcaciones que forman la flota de la Volvo Ocean Race; y es que caer ahora en un sistema de altas presiones podría complicar, y mucho, la navegación hacia Ciudad del Cabo. “Estamos tirando al Sur en una ruta extrema al Oeste. Sí, es complicado…pero en esta situación es la ruta obvia” explicaba Fernando Echávarri, patrón del “Telefónica negro”.