Portada ›› Vela ›› Regatas Oceánicas ›› Dongfeng Race Team y MAPFRE libran un mano a mano en lo más profundo del Índico Sur

Dongfeng Race Team y MAPFRE libran un mano a mano en lo más profundo del Índico Sur

Dongfeng Race Team y MAPFRE libran un mano a mano en lo más profundo del Índico Sur

"Es un poco surrealista, hemos tenido un babor-estribor con el MAPFRE", contaba Carolijn Brouwer desde el Dongfeng.
Joan Vila: “En las últimas 24 horas hemos pasado la zona del límite de hielo y hemos tenido que pasar muy pegados. Ha sido bastante duro para la tripulación, con tanta trasluchada la verdad es que se ha dormido poco, pero ahora ya estamos con condiciones más estables y navegando en línea recta amurados a babor”.

Los actuales líderes de la Etapa 3 de la Volvo Ocean Race, Dongfeng Race Team y MAPFRE, siguen librando un increíble mano a mano en lo más profundo del Índico Sur pese a que llevan ya más de 3.500 millas recorridas desde que salieron de Ciudad del Cabo el pasado domingo.

Después de ocho días extraordinarios en el mar, menos de tres millas náuticas separan a los dos archirrivales, que están demostrando por qué son los máximos en la presente edición de la regata, cuando a ambas tripulaciones les quedan menos de 2.700 millas para cruzar la línea de meta en Melbourne (Australia).

La rivalidad entre ambos barcos está siendo tan épica que en alguno de los múltiples cruces que han tenido ambos barcos entre ellos en las últimas horas el barco que no tenía preferencia ha tenido que maniobrar en función de los movimientos de su rival.

Este es un hecho completamente alucinante dada su posición a miles de millas de cualquier zona conocida. De hecho, en las últimas 24 horas, la flota ha navegado unos cientos de millas al norte de las islas Kerguelen, uno de los lugares más aislados del planeta.

"No hace mucho tuvimos una situación de babor-estribor con MAPFRE, y eso es algo increíble en una etapa como esta", reconocía Carolijn Brouwer desde el Dongfeng. "Los muchachos del MAPFRE tuvieron que soltar el génova y aproarse para evitar golpearnos. Hemos estado batallando durante toda la noche, probablemente con una hora como máximo entre cada trasluchada. Ha sido agotador".

"Para nosotros es un poco frustrante que estén tan cerca, porque teníamos cierta ventaja sobre ellos, pero navegaron un poco mejor y recuperaron. Dicho esto, es increíble estar aquí en medio de la nada con tu rival a tu lado. Es un poco surrealista pero nos hace apretar aún más a los barcos", añadía Brouwer.

Los regatistas de MAPFRE, mientras tanto, sen han venido arriba al demostrar una enorme capacidad para recuperarse y alcanzar de nuevo al Dongfeng. El navegante Juan Vila reveló que, por ahora, están contentos con mantener el contacto y esperar el momento oportuno para atacar. No ha sido fácil, pero sin duda el VO65 español ha sabido sacar el máximo rendimiento en cada maniobra hasta que finalmente la maratón de trasluchadas llegaba a su fin hacia las 03:00 horas. “Ahora estamos disfrutando de algunas condiciones de navegación en línea recta de nuevo, con viento fresco del Noroeste, cielos nublados, y nuestro pronóstico muestra que éste será el patrón para el próximo día. Esperamos que este viento de unos 25 nudos dure un día más. Básicamente será lo mismo, contornear el límite de la zona de exclusión y pasar lo más pegados posible. El viento después irá más al Oeste-Suroeste y al final nos pasará un frente”, confirmaba Vila esta mañana desde a bordo.

Según los datos del parte de las 14:00 horas de hoy, el MAPFRE es ahora el más rápido de la flota con rumbo Este-Sureste y situado unas dos millas más al Sur que Dongfeng, que se mantiene en el liderato con una ventaja de tan sólo 2,7 millas sobre los de Xabi Fernández. Por detrás, El Vestas 11th Hour Racing continúa defendiendo la tercera posición a 55.8 millas de la cabeza y con 10 sobre el Team Brunel, que marcha cuarto.

"Tengo al Dongfeng en el AIS de vez en cuando", dijo Vila. "A veces estamos por delante, pero todo cambia continuamente. Hay muchas oportunidades para hacer algo diferente. Con suerte, encontraremos nuestro carril y nos funcionará bien".

El cuarto clasificado, Brunel, recibió un duro golpe en forma de lesión de la tripulante Annie Lush. Estaba en cubierta con Pete Burling cuando una ola enorme los arrastró al candelero de la parte trasera del barco.

Burling salió ileso, pero a Lush le causó un fuerte dolor en el costado derecho. La tripulación respondió de inmediato, llevándola a su litera, donde se ha quedado desde entonces.

A la regatista británica, de 37 años, le han recetado analgésicos y mucho descanso. Mientras se recupera, el resto de la tripulación cuenta con dos manos menos.

"Annie estará confinada en su litera otras 24 horas y con suerte se pondrá bien. Es muy dura", decía Bouwe Bekking.

A poco más de 220 millas detrás de los líderes, el team Akzonobel estaba trabajando arduamente para recuperar su desventaja tras romper el carril del mástil por el que sube la mayor. Con la avería ya reparada y a máxima velocidad, el navegante Jules Salter celebraba su 49 cumpleaños número 49 estudiando el pronóstico meteorológico para intentar remontar.

"Lo que obtenemos ahora de este sistema podemos pagarlo más adelante", dijo. "Con una distancia tan larga para llegar a Melbourne es más como mirar una bola de cristal, tenemos que esperar que algo cambie".

Etapa 3 - Parte de posiciones - Lunes 18 de diciembre (día 9) - 13:00 UTC

1. Donfeng Race Team — distancia a la meta – 2,683.3 millas náuticas
2. MAPFRE +2.7
3. Vestas 11th Hour Racing +55.8
4. Team Brunel +65.4
5. Sun Hung Kai / Scallywag +85.0
6. Turn the Tide on Plastic +144.3
7. team AkzoNobel +280.7
MÁS DECLARACIONES

Joan Vila, navegante.
Parece que este zigzag a lo largo de la línea de límite de hielo llegará a su fin a última hora de hoy. Todavía estamos en el límite del rango del AIS con Dongfeng, pero ya no estamos en contacto visual.

En las últimas 24 horas hemos pasado la zona del límite de hielo y hemos tenido que pasar muy pegados, porque es donde estaba la mejor zona de viento. Con lo cual, hemos tenido que hacer muchas trasluchadas, creo que en unas 10 horas habremos hecho unas 18. Ha sido bastante duro para la tripulación, con tanta trasluchada la verdad es que se ha dormido poco, pero ahora ya estamos con condiciones más estables y navegando en línea recta amurados a babor, por lo que podemos recuperar un poco.

Con la intensidad de viento moderada de ayer, el estado de la mar es más organizado, más fácil de manejar con el oleaje alineado con la dirección del viento. La temperatura del aire continúa siendo más cálida, aunque la del agua aún permanece fría a sólo unos 6ºC.

Jen Edney, reportera a bordo.
Querido Océano Sur. Tu energía y fuerza son implacables. Hemos logrado pasar tu fiesta de trasluchadas y debo decir que a bordo hay muchos cuerpos cansados, mojados y fríos. Nos has mantenido cerca de nuestros competidores del Dongfeng, empujándonos y viendo cómo nos cruzábamos, muy cerca, hasta tres veces hoy.

La fiesta de trasluchadas parece haber llegado a su fin y la temperatura ha disminuido significativamente. Los trajes de supervivencia han saltado de nuevo a escena para ayudar a protegernos del agua helada que golpea a la tripulación cada pocos minutos. Abajo, el frío se filtra en nuestros huesos.

Desafortunadamente hemos perdido algunas de nuestras tazas de café, uno de los artículos más codiciados a bordo y ahora protegemos con mucho cuidado al único superviviente de la fiesta ya que tiene que ayudarnos a pasar los siguientes 7-8 días.