Portada ›› Vela ›› Regatas Oceánicas ›› El “Telefónica negro” se pone al frente de la flota de la Volvo Ocean Race, mientras que el “Telefónica azul” es segundo

El “Telefónica negro” se pone al frente de la flota de la Volvo Ocean Race, mientras que el “Telefónica azul” es segundo

El “Telefónica negro” se pone al frente de la flota de la Volvo Ocean Race, mientras que el “Telefónica azul” es segundo

Todo cambió tras el parte de las 20:00 horas de ayer. La flota viró al unísono poniendo proa al Norte para iniciar una guerra de zigzag que esta mañana sonríe al Telefónica Negro. El barco español ha abierto la brecha más grande desde el inicio de la etapa. A 370 millas del punto de paso obligatorio, el barco del equipo español ,ha recuperado en las últimas 24 horas terreno devorando las 12 millas que por aquel entonces le separaban del líder hasta ponerse en cabeza.

El punto de inflexión que todos esperaban durante las tres primeras jornadas de competición ya se ha producido, y esta mañana la clasificación parece haberse vuelto tan loca como el gráfico del Race Viewer. El gráfico de posiciones ya no muestra una fila india en la que prácticamente todos siguen la misma línea sino que se ve un continuo movimiento de viradas. La flota se ha dispersado y “algunos se han ido más hacia fuera, mientras que otros se están acercando a Filipinas”, indicaba esta mañana el capitán del equipo Telefónica, Bouwe Bekking. “Por fuera hay más brisa, pero los roles no son favorables y cerca de la costa quizás hay menos presión, eso creo, pero todavía nos quedan más de 35 horas para llegar al punto de paso obligatorio, y todo de ceñida”.

Se aproximan a Filipinas, como comentaba el jefe de guardia del “Telefónica negro” Gonzalo Araujo. Los roles de viento son continuos y por consiguiente el trabajo de la tripulación se multiplica: “Estamos acercándonos ya a Filipinas, y la verdad es que hemos tenido una noche y una mañana bastante duras; pero no por las condiciones sino porque el viento cambia bastante, hay chubascos y tenemos que hacer constantes viradas y movimientos de pesos a bordo”.
“El trabajo de la tripulación es incesante día y noche”, afirmaba el patrón Fernando Echávarri, que dejaba entrever la buena situación de su tripulación en el agua: “Parece que tenemos más presión y estamos jugando mucho con los roles”.

 

La escalada Norte pareció iniciarse sin demasiados sobresaltos, a tenor de lo que mostraba el reporte de las 23:00 horas –hora española–, en el que sólo Green Dragon y Delta Lloyd se descolgaban de una flota que mantenía las distancias por debajo de los dos dígitos. A esa hora, PUMA, Ericsson 4 y Telefónica Azul todavía conservaban su club privado de lucha por el liderato. El Ericsson 4 sería el primero en quedar fuera de ese club en el siguiente reporte, el de las 2:00 de la madrugada, en el que a pesar de figurar en cuarta posición, el Telefónica Negro de Fernando Echávarri ya apuntaba intenciones asomando su proa por mitad de la flota. Eso, a pesar de que el barco español navegaba por la vertical (Norte-Sur hablando) del Green Dragon, último a esa hora con 25 millas de retraso respecto al líder, todavía el PUMA. El Ericsson 3 lograba tomar el relevo de su gemelo, superando por la mínima al Telefónica Azul.

En los últimos días se ha oído hablar mucho de los bancos de arena, arrecifes, piedras y bajos que mantienen a la flota en alerta. Los tripulantes ya han advertido que las cartas de navegación no son muy fiables y hay que estar muy atentos. Un panorama al que los gallegos están bastante acostumbrados –hay cinco a bordo del “Telefónica negro”- tal y como decían dos de ellos hoy. Gonzalo Araujo decía esta mañana: “Pasamos por zonas que tienen poca profundidad y tenemos que ver cómo lo hacemos porque las cartas náuticas de aquí a veces no son muy fiables, pero los que navegamos en Galicia estamos acostumbrados a ‘andar polas pedras’ , así que supongo que no tendremos mucho problema”. Mientras que el vigués Pablo Iglesias, que disputa su segunda etapa de la Vuelta al Mundo, también hacía referencia a este hecho: “Estamos arriesgando y el viento y las piedras del fondo lo hacen todo un poco más complicado. Pero nosotros somos gallegos y estamos acostumbrados a ellas. ¡Y para ganar hay que arriesgar!”

El barco español avanza al Este de todos sus rivales, a excepción del Delta Lloyd de Roberto Bermúdez, 26 millas por su popa. El PUMA se resiste a soltar la presa y todavía es el mejor de los perseguidores, aunque si se confirma que la apuesta del Telefónica Negro es la acertada, probablemente el Telefónica Azul no tarde en ponerse segundo, ya que parece seguir ahora la estela de sus hermanos. Y por si el liderato de los “Blackies” no fuera suficiente noticia, el Ericsson 4 de Torben Grael ha caído hasta la última posición, a 35 millas de la cabeza de la flota. Un nuevo hito en esta etapa, ya que nadie había estado tan lejos del líder desde que abandonaron Singapur.

El “Telefónica azul”, segundo.
En las últimas horas ha habido de todo para el “Telefónica azul”. Líder ayer, pasó a ser tercero para recuperar ahora espacio y ser segundo a 4 millas de la embarcación en cabeza. Quizás la explicación de perder unas millas estuvo en lo que relataba Bekking hace unas horas: “Hemos estado parados sin viento bastante tiempo y al final por la tarde comenzamos a movernos otra vez. Las buena noticia es que tenemos buena corriente hacia la derecha”.

Curioso el ritmo del líder de la general provisional de la regata, el “Ericsson 4”, que se ha aproximado más a tierra y ha pasado a la última posición, estando ahora a 49 millas del líder actual de la etapa, el “Telefónica negro”.

CLASIFICACIÓN PROVISIONAL ETAPA 4
SINGAPUR – QINGDAO (CHINA): 2.500 millas (4.023 kilómetros)
Día 4 – 11:30 horas – 21 de enero de 2009

1º Telefónica negro(España), a 1.706 millas de la llegada
2º Telefónica azul (España), +4 millas
3º Puma (EE.UU.), + 11 millas
4º Ericsson 3 (Suecia), + 16 millas
5º Delta Lloyd (Holanda), + 29 millas
6º Green Dragon (Irlanda/China), + 31 millas
7º Ericsson 4 (Suecia), + 49 millas
8º Team Russia (Rusia), DNS