Portada ›› Vela ›› Regatas Oceánicas ›› El español Telefónica Negro de Echávarri ha virado en primera posición la baliza de Suth Rock Light.

El español Telefónica Negro de Echávarri ha virado en primera posición la baliza de Suth Rock Light.

El español Telefónica Negro de Echávarri ha virado en primera posición la baliza de Suth Rock Light.

Difícil que el día fuera mejor para los barcos con representación española. El español Telefónica Negro de Echávarri ha virado en primera posición la baliza de Suth Rock Light. Sus compañeros del Telefónica Azul, comandados por el tándem Bekking/ Martínez, lo han hecho en tercera posición y el Delta Lloyd, con Roberto Bermúdez de Castro, Guillermo Altadil y David Peya, ha sido cuarto.

 

El americano Puma de Ken Read, que no ha permitido la hegemonía española, viró en segunda posición.

 

Pese a que la baliza de South Rock Light no es puntuable en esta 4 etapa de la Volvo Ocen Race, este paso tiene gran importancia. Ya acabada la primera parte de la etapa, la flota se enfrentará a condiciones durísimas en su camino, primero hacia Taiwan y más tarde hacia la línea de llegada en Qingdao.
La llegada ha este punto de la regata ha visto dos opciones tácticas muy claras. Por un lado los hermanos Ericsson han sufrido el ser relegados a las últimas posiciones, tras haber optado por ir hacia tierra y ver como nunca llego esa intensidad y dirección de viento que tenían sus rivales en mar abierto.

 

La segunda opción, por el Oeste, ha sido realmente peleada, con un amplio abanico de líderes y alternando, como si de una regata de vela ligera se tratase, las cinco primeras posiciones.

 

Los de Echávarri han hecho un trabajo magistral en medio de una perfecta guerra táctica con el Puma de Ken Read y sus hermanos del Telefónica Azul. Buen trabajo también para el Azul, sin olvidar al Delta Lloyd que con un barco de primera generación ha montado por baliza de equipos potentísimos.

 

Fernado Echavarri comantaba desde el barco: "Estamos navegando hacia la costa, aprovechando los roles para salir y volver a entrar. Sabemos que el cruce a Taiwan va a ser muy duro, pero hasta que abandonemos el abrigo de la isla iremos mas comodos.Todo el mundo esta bien a bordo, los animos estan altos y los jefes de guardia estan haciendo un trabajo excelente, al igual que la tripulacion".

 

Antonio Curvas Mons, tripulante del Telefónica Negro, se mostraba eufórico con su primera posición: “Hace un par de días estuvimos primeros, y cada reporte de posiciones que llega al barco es seguido con más atención de nunca. La moral en el barco es muy alta, esto ha sido una inyección de moral altísima e ¡incluso el levantarte para una guardia se ve de otra manera!. Necesitamos un podium y lo vamos a pelear, lo estamos dando todo.”

 

Finalmente, la opción del Oeste ha pagado dividendos, con más presión de viento y un esperado role que ha hecho que todo el grupo pudiera virar a la derecha, en busca de la baliza.

 

El orden de paso en la baliza ha sido protagonizado por el Telefónica Negro, seguido del Puma, Telefónica Azul y Delta Lloyd. Green Dragon, pese a romper ayer su stay de proa, ha conseguido no ser sobrepasado por el Ericsson 4. Cierra el paso de baliza el Ericsson 3.

 

El patrón del Green Dragon, Ian Walker, mostraba que los ánimos a bordo sigue intactos: “Una cosa que el Green Dragon ha dejado más que probada es que nunca se rinde y vamos a intentar hacer un buen puesto en esta etapa. No es que tan sólo vayamos a tener por delante un test sobre la navegación en condiciones extremas, sino que también tenemos varias opciones tácticas. Por ahora estamos intentando comer todo lo que podamos, preparando todo para el mal tiempo y cerrando “todas las compuertas” para lo que se viene encima por dos días. Navegar en un Volvo Open 70 en ceñida, con fortísimos vientos o incluso con vientos huracanados va a ser ya por si lo suficientemente duro”.

 

 

 

COMIENZA OTRA REGATA

 

Ahora comienza otra regata. Tras el paso de esta baliza -obligada por el Comité de Regatas de la Volvo Ocean Race para que la flota no sea cazada toda la dureza del temporal que se avecina- la flota jugará otra nueva partida y las cartas ya se han repartido.

 

La línea de llegada en Qingdao, donde la temperatura ha llegado a alcanzar los 11 grados bajo cero en la jornada, está en aproximadamente 1200 millas –casi la mitad del recorrido total- y antes de alcanzarla, la flota de la Volvo tendrá que salir de la costa de Luzan, decidir por donde pasan Taiwan y subir hasta Qingdao.

 

Pero la gran preocupación que se cierne sobre la flota en esta momento es el temporal de hasta 50 nudos que les espera durante el fin de semana y del que empezarán a sufrir sus efectos en la jornada de hoy, con el viento subiendo hasta los 30 nudos.

 

Ya se han planteado dos tácticas distintas: ir a tierra, al resguardo de la costa mientras se pueda y antes de adentrarse entre el Mar Sur de China y el mar de Filipinas. La otra sería arriesgar más e ir hacia mar abierto, donde el viento soplará más fuerte y el mar estará mucho más embravecido.

 

Los primeros que optaron por ir a tierra tras pasar la baliza han sido el Telefónica Negro de Echávarri y el Delta Lloyd de Bermúdez de Castro, mientras que el Puma de Read y el Telefónica Azul han optado por ir más hacia afuera.

 

PARTE DE POSICIONES A LAS 11:00 GMT

1. Telefónica Negro a 1256 millas de la llegada
2. Puma a 5 millas del líder
3. Telefónica Azul a 13 millas del líder
4 Delta Lloyd a 30 millas del líder
5. Ericsson 3 a 40 millas del líder
6. Green Dragon a 45 millas del líder
7. Ericsson 4 a 46 millas del líder