Portada ›› Vela ›› Regatas Oceánicas ›› El temporal causa estragos en el Ericsson 3

El temporal causa estragos en el Ericsson 3

El temporal causa estragos en el Ericsson 3

Las duras condiciones en las que la flota ha estado navegando en los últimos días y el terrible mar que aún impera se han cobrado otro damnificado. El Ericsson 3 de Magnus Olsson abandonaba su rumbo poco después de la media noche para arribar y poner proa hacia Taiwan, al haber descubierto grietas en el mamparo estanco de proa. La vía de agua temporal ha sido taponada.

El Ericsson 3 se encuentra aproximadamente a 34 millas al Norte de Taiwan. Toda la tripulación está ilesa y en buen estado.

 

“Esto es peor que hace dos días. Ahora ya no es tanto la velocidad del viento –que dentro de lo que cabe es manejable-, sino que es el estado de la mar”, reportaba Bouwe Bekking desde el Teefónica Azul esta madrugada, “Así que ahora tenemos que navegar muy, muy despacio para no romper el barco. Las millas y la posición en los partes es ahora algo secundario. Intentar dormir es una utopia; es sencillamente imposible”.

 

Con toda la flota intentado que cada sacudida de una ola sea lo menos costosa posible para la integridad de los barcos, los metros cuadrados izados son los mínimos, las quillas pivotantes no están a pleno rendimiento y se intenta bajar el centro de gravedad todo los posible, almacenado todas las velas bajo cubierta.

 

Otra jornada tortuosa para la flota en la que está suponiendo una etapa al límite. El último parte de posiciones muestra al Telefónica Azul, con Bouwe Bekking y Daryl Wislang bajo cubierta y lesionados, manteniendo un más que sufrido liderato, mientras que los del Ericsson 4 de Torben Grael se sitúa ahora segundo y recortando distancias en cada parte –tras la baja de su hermano el Ericsson 3-.

 

Los españoles del Azul comunicaban a la organización durante la noche que una ola que les había barrido ha arrancado uno de los repetidores de su transmisor de satélite, por lo que no pueden recibir información meteorológica.

 

Cuarto, tras una impresionante remontada –después de haber partido su botavara e intentar repararla perdiendo muchas horas- es el americano Puma. El patrón de la embarcación americana parece que ya va mejorando, después de haber sufrido la perdida de una parte de su dedo. Los americanos se han acercado hasta las 93 millas de los de Bekking y Martínez.

 

Toda la flota busca ahora el abrigo de la costa de China, donde las condiciones de mar son menos duras. Sextos son los de Chuny Bermúdez a bordo del Delta Lloyd a 220 millas del Azul. Green Dragon, que continua con problemas estructurales cierra la tabla a 272 millas.

 

El Telefónica Azul ha sido el barco que mayor intensidad de viento ha sufrido durante la noche, con rachas que han alcanzado los 40 nudos.