Portada ›› Vela ›› Regatas Oceánicas ›› Ericsson 3 cabalga en solitario

Ericsson 3 cabalga en solitario

Ericsson 3 cabalga en solitario

La nada usual táctica de una ruta Noreste en busca de la meta volante de Cabo de Hornos, le ha dado al Ericsson 3 un liderato que sigue pagando dividendos. Y es que el equipo nórdico del Ericsson 3 lleva la friolera 126 al segundo clasificado Puma.

El “autor” de esta ruta Noreste ha escrito una página en la historia de la Volvo Ocean Race. El es Aksel Magdahl, un joven noruego de 30 años recién cumplidos, que en su primera Volvo Ocean Race se ha ganado un puesto entre los navegantes de los potentes Volvo Open 70.

La Flota esquiva las puertas de exclusión de hielo, una coordenadas que los organizadores de la Volvo Ocean Race han marcado con el fin de esquivar las grandes zonas de icebergs por debajo de la Latitud 40, en rumbo ya al temido Cabo de Hornos, donde está la segunda meta puntuable de esta 5 etapa.

Las caras de las 5 tripulaciones que continúan en juego han cambiado y es que los potentes 70 pies ya han soltado escotas y se encuentran navegando en un rumbo rápido que alcanza los 20 nudos de media.

LA FLOTA NAVEGA HACIA HORNOS

El Ericsson 3 está cobrando con creces los beneficios de su arriesgada táctica y ya navega a 126 millas del segundo, el Puma a quien le sigue peligrosamente cerca el Ericsson 4, que se encuentra a 137 millas del líder. Bastante más al Sur se encuentran el Green Dragon, a 226 millas del líder, y el Telefónica Azul, a 361 millas del E3.La separación Norte-Sur entre el Ericsson 3 y el Telefónica Azul es de 200 millas.

Tal y como comentaba Jordi Calafat desde el Telefónica Azul esta mañana:”Cada etapa es una prueba y cada vez más dura. La primera etapa tuvimos el problema con la popa, la segunda rompimos la orza de deriva, la tercera muy igualada que tuvimos que estar tres días sin dormir regateando al máximo, la pasada creíamos que ya habíamos tocado techo, y va a ser que no, que esta va a ser aún más dura psicológicamente porque nos quedan aún más de 20 días de ir despacito, porque tenemos 20% de la mayor inutilizable, 50% de las velas de proa de ceñida inutilizables, y claro, con cuidado a no ir a más porque el estay está cogido con pinzas arriba. Ya sabíamos que en esta etapa lo peor que puede pasar es romper. Hemos roto en mitad de etapa y aún la mitad que nos queda sigue siendo más larga que cualquier otra etapa.” “Una lucha contra los elementos” -decía Jordi Calafat- "Siempre pensé que si había una etapa en esta Vuelta al Mundo en la que tener problemas con el material iba a complicar las cosas, sería ésta". Con 18 nudos de viento y olas que han llegado casi a los seis metros, el 70" prosigue su camino hacia Cabo de Hornos (Chile), segunda meta volante de esta etapa de la Vuelta al Mundo.
A una velocidad de 15 nudos, en el barco español continúan atentos: “Hoy hemos revisado otra vez el palo otra vez y hemos hecho alguna modificación para el viento que tendremos a partir de esta noche; así podremos estar más tranquilos”, relataba el proa en esta etapa del “Telefónica azul”, David Vera. El canario, apodado por algunos de los chicos a bordo como el “McGyver español”, continuaba hablando de la situación a bordo: “A bordo estamos bien, sabemos que es algo que no dependía de nosotros y ahora toca seguir hacia delante. Creía que la mala suerte se había acabado con lo de la piedra en Qingdao (China), pero evidentemente no ha sido así”.
El estratega Simon Fisher nos hacía saber hoy que a pesar de todo “no hay un momento de tranquilidad a bordo” y buen ejemplo fue que ayer, pensando que su guardia transcurriría sin más sobresalto, se le presentó un trabajo extra: “Alguien sacó la cabeza y dijo que la potabilizadora no funcionaba. Pasó rápido una hora allí estaba yo con las piezas de la bomba trabajando para saber por qué cada vez que la encendías empezaba a echar humo”.
El trabajo hecho anteriormente por el alicantino Pepe Ribes, que no pudo participar en esta etapa por una fractura en un dedo de la que se está recuperando a buen ritmo, salía a relucir: “A pesar de que no esté aquí con nosotros, Pepe preparó una lista de piezas de recambio para esta etapa, y pude encontrar una nueva para reemplazar la rota. Buen trabajo después de andar por la sentina durante una hora y comprobar lo obvio: que el agua y la electricidad no combinan bien”.

En el Ericsson 4 los ánimos están mejor, como explicaba Ryan Godfrey esta mañana: ”¡Qué alivio! Finalmente el viento ha rolado lo bastante como para que podamos soltar escotas y poner el barco a devorar millas y con el rumbo adecuado. Ha llegado el momento de poner nuestro querido Ericsson 4 de nuevo a tiro de piedra del Puma y del Ericsson 3.”

Por su parte, Rick Deppe, tripulante de medios del Puma comentaba también esta mañana: “¡Ya estamos! Il Monstro ya ha puesto rumbo a Cabo de Hornos, hemos soltado escotas y el Volvo Open 70 por fin hace lo que le gusta: devorar millas en el océano.

El Volvo Open 70 que más millas ha devorado en las últimas 24 horas ha sido el chino irlandés Green Dragon, patroneado por Ian Walker, que en 24 horas ha recorrido 486 millas.

Parte de posiciones 15:00horas (hora española)

1- Ericsson 3, a 5685 millas de Río de Janeiro
2- Puma, a 126 millas del líder
3-Ericsson 4, a 137 amillas del líder
4- Green Dragon, a 226 millas del líder
5- Telefónica Azul , a 361 millas del líder
Delta LLoyd, DNS
Team Russia, DNS
Telefónica Negro, DNS

CLASIFICACIÓN GENERAL DE LA VOLVO OCEAN RACE
1. Ericsson 4 (Torben Grael): 49 pts
2. Telefónica Azul (Bouwe Bekking/Iker Martínez): 42 pts *
3. PUMA (Ken Read): 41 pts
4. Green Dragon (Ian Walker): 30 pts
5. Ericsson 3 (Magnus Olsson): 29 pts
6. Telefónica Negro (Fernando Echávarri): 21 pts
7. Delta Lloyd (Roberto Bermudez): 12 pts
8. Team Russia (Andreas Hanakamp): 10.5 pts