Portada ›› Vela ›› Regatas Oceánicas ›› La VOR pone rumbo a Hong Kong este martes, 2 de enero a las 14:00 hora local -04:00 hora peninsular en España

La VOR pone rumbo a Hong Kong este martes, 2 de enero a las 14:00 hora local -04:00 hora peninsular en España

La VOR pone rumbo a Hong Kong este martes, 2 de enero a las 14:00 hora local -04:00 hora peninsular en España

Tras un corto período de descanso, y una vez digeridas las celebraciones de la Nochevieja, la flota de la Volvo Ocean Race parte para cubrir la Etapa 4 que llevará a la flota desde Melbourne a Hong Konga y que tendrá lugar a las 4 de la madrugada del martes 2 de enero (hora peninsular española).

Van a ser unas 6.000 millas con múltiples condiciones meteorológicas, entre las que se incluye un nuevo paso por el Ecuador y sus consiguientes Doldrums.

Xabi: “Tenemos que estar preparados para todo”
Es, sin duda, una de las etapas más complicadas de esta nueva edición de la vuelta al mundo y todo un desafío para la figura del navegante. Los constantes cambios en la meteorología, el paso por los Doldrums y un nuevo cruce del ecuador, el mar de Coral, el paso por Papúa Nueva Guinea y las Islas Salomón… Una ruta de 6.000 millas llena de obstáculos y a través de diferentes zonas climáticas que mantendrán alerta a las tripulaciones prácticamente desde el comienzo en Melbourne hasta cruzar la línea de llegada en Hong Kong.

Con el bocinazo de salida la flota comenzará el ascenso hacia el Norte por la costa Este de Australia. Joan Vila, navegante del MAPFRE, explica que “saliendo de Melbourne tendremos vientos del Oeste, que son típicamente más variables. Para la salida prevemos un Suroeste que viene después de un frente, y luego ya subiendo la costa australiana habrá una transición a vientos más del Este. Después habrá otra zona con un frente que podría ser bastante activo, lo que se llama el frente australiano”.

A partir de ahí, la flota comenzará a navegar bajo la influencia de los vientos Alisios del Sureste que les llevarán hacia las calmas ecuatoriales y hacia un nuevo cruce del ecuador, aunque previamente deberán afrontar el paso por el Mar del Coral, las islas Vanuatu y las Islas Salomón, entre otras.

“Una vez pasados los Doldrums tendremos de nuevo Alisios, esta vez los del Nordeste, hasta prácticamente Filipinas o incluso más cerca de Hong Kong. En Hong Kong las cosas podrían cambiar, pero normalmente en esa zona los Alisios del Nordeste se transforman en un monzón del Norte. La costa de Asia es bastante fría en invierno, hace un efecto monzónico y crea vientos del Norte e incluso del Noroeste, pero esto ya será hacia el final de la etapa”, explica Vila.

Será, por tanto, una etapa complicada en la que la que el MAPFRE tiene claro que deberá estar atento a cada uno de los muchos puntos clave del recorrido y con un ojo puesto de manera constante en los partes meteorológicos, y es que aunque las previsiones no alertan de la formación de ningún huracán no hay que olvidar que es época de tifones. Tal y como explica el patrón vasco: “Probablemente tendremos un clima complicado cruzando Indonesia, vientos Alisios en el ecuador y luego puede ocurrir cualquier cosa en Norte: puede haber monzones, puede haber mucho o poco viento, puede haber viento de popa o viento de ceñida… Así que tenemos que estar preparados para todo”.

La importancia de la estrategia
Como no podía ser de otra manera la estrategia jugará un papel fundamental en esta cuarta etapa de la Volvo Ocean Race. “Tácticamente va a ser una etapa más complicada que la anterior”, comienza explicando Xabi. “Estoy seguro de que más barcos serán competitivos esta vez. Probablemente se tomarán opciones extremas con nada que perder y tendremos que tomar algunas decisiones difíciles, pero lo haremos una vez estemos navegando”.

Por su parte, Joan Vila ha aprovechado estos últimos días en Melbourne para estudiar a fondo tanto la ruta como la meteorología. Estar bien preparados será esencial para afrontar con garantías cada uno de los puntos clave de la etapa.

“Para la etapa, desde el punto de vista de la estrategia, lo más importante es el paso por los Doldrums, que como aquí son bastante activos probablemente sea una zona de calmas más extensa que cuando los pasamos por el Atlántico. Las Islas Salomón hay que dejarlas por babor y será un punto de referencia, porque las pasaremos justo después de los Doldrums y eso podría marcar un poco la etapa. También habrá que estar atentos a los arrecifes, ya que hay islas de coral que son bastante pequeñas pero que están en medio de la nada, y por la zona de Filipinas, si estamos cerca, tendremos que vigilar las zonas de pesca”, explica Vila.

Según los cálculos, se estima que la flota podría tardar unos 19 o 20 días en completar las 6.000 millas de recorrido.