Portada ›› Vela ›› Regatas Oceánicas ›› La organización de la Volvo Ocean Race negocia con la Generalitat Valenciana que Alicante repita como salida en la edición 2011-12

La organización de la Volvo Ocean Race negocia con la Generalitat Valenciana que Alicante repita como salida en la edición 2011-12

La organización de la Vuelta al Mundo de Vela (Volvo Ocean Race) negocia con la Generalitat Valenciana que Alicante repita como salida en la edición 2011-12 y con treinta puertos más de todo el mundo ser una de las paradas.

Según declaraciones del responsable comercial de la regata, Angus Buchanan, en un acto organizado en el ayuntamiento de Alicante en el que el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, ha informado de que las negociaciones para repetir como salida en la próxima y las siguientes ediciones van por buen camino. Según Buchanan, la negociación abierta por la organización con Alicante y el resto de posibles ciudades tendrá una primera criba en mayo y una segunda y definitiva entre junio y diciembre, cuando se espera oficializar el itinerario de la edición 2011-12. En cuanto a la posibilidad de que Alicante repita como salida, al igual que ocurrió el pasado septiembre, el responsable de la organización ha destacado que el puerto de inicio "es el más importante" del itinerario porque da paso a la etapa más larga y porque "focaliza el evento". Ha respaldado esta situación con los resultados de un informe independiente elaborado por la consultora Deloitte, que concluye que en los días previos hubo unas 900.000 visitas al "village" instalado en el puerto de Alicante y que se ha producido un impacto económico para la ciudad valorado en 88 millones de euros. Además, se han contabilizado más de 12,5 millones de visitas a la web en español e inglés que permite seguir la prueba, el 40 por ciento procedente de países asiáticos. Este beneficio económico supone un aumento del 44 por ciento con respecto a la salida de última edición, organizada en Vigo (Pontevedra), y es similar a los ingresos conjuntos de albergar una final de la Copa de la UEFA de fútbol y una Copa Ryder de golf. Buchanan ha insistido en que las negociaciones con Alicante son prometedoras y ha deseado que las reuniones desemboquen en "conclusiones positivas en los próximos meses". Justo en el momento en que los ocho barcos que disputan la presente edición han alcanzado el cabo de Hornos, el ecuador de la prueba que concluirá en junio en San Petersburgo, las últimas cifras confirman que, por su impacto, la Vuelta al Mundo de Vela es el sexto evento deportivo del mundo, según los organizadores. Por su parte, el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, ha afirmado que Alicante es la ciudad "perfecta" para acoger el inicio de la regata y ha valorado que "muchas otras" poblaciones traten en estos momentos de hacerse con la prueba debido a que es una cita "atractiva" por su impacto en televisión, internet y móvil. Sin embargo, Camps ha sostenido que Alicante "lleva muchas millas de ventaja" porque el pasado septiembre ya quedó avalada su capacidad y éxito organizativo. El presidente ha revelado que hace semanas que habló con el ministro de Economía, Pedro Solbes, quien le aseguró que el Gobierno volverá a conceder los mismos incentivos fiscales para favorecer el patrocinio de las empresas, algo imprescindible para la viabilidad de la prueba. Camps ha subrayado que este tipo de apuestas permiten "abrir caminos" y favorecer la creación de empleo y prosperidad en una ciudad que se sitúa en un punto "estratégico" del Mediterráneo. La alcaldesa de la ciudad, Sonia Castedo, ha resaltado que esta prueba proyecta la imagen de Alicante en todo el mundo de forma "impagable" y ha confiado en cerrar cuanto antes el acuerdo para albergar la próxima edición "y las siguientes". En otro acto, la subdelegada del Gobierno en Alicante, Encarna Llinares, se ha referido al asunto, al lamentar que no haya sido invitada al acto por parte de Generalitat y ayuntamiento pese a que el Ejecutivo central es quien sufraga, mediante los incentivos fiscales, la salida de regata, y ha calificado la comparecencia ante los medios de "propaganda y publicidad".