Portada ›› Vela ›› Regatas Oceánicas ›› La tripulación nórdica del Ericsson 3 se dirige a Taiwan tras descubrir grietas en la proa en el lado de babor del casco.

La tripulación nórdica del Ericsson 3 se dirige a Taiwan tras descubrir grietas en la proa en el lado de babor del casco.

La tripulación nórdica del Ericsson 3, uno de los dos barcos de Ericsson Racing Team en la Volvo Ocean Race, se dirige a Taiwan tras descubrir grietas en la proa en el lado de babor del casco. Los once tripulantes a bordo del Volvo Open 70 están a salvo y no se conocen heridos.

La tripulación, liderada por el patrón Magnus Olsson, descubrió una serie de grietas en la sección de proa justo por delante del del mamparo estanco hoy alrededor de las 00:15 GMT. Hubo entrada de agua en el barco temporalmente, pero la tripulación la ha parado.

"Toda la tripulación está a salvo y la situación es estable", dijo el navegante del Ericcson 3, navigator Aksel Magdahl. "Estamos en constante contacto con el control de la regata y con la dirección del equipo."

Rumbo al puerto de Qingdao, China, meta de la cuarta etapa, Olsson y la tripulación nórdica del Ericsson 3 estaban en segunda posición de esta ardua etapa, que empezó en Singapur el 18 de enero, cuando se descubrieron los desperfectos. La tripulación ha estado ciñendo en condiciones de vendaval y con mar picada con olas de hasta seis metros durante los últimos cuatro días.

"Es un cruel golpe para la tripulación y el equipo, pero ahora mismo la seguridad de la tripulación es primordial", dijo Richard Brisius, Managing Director de Ericsson Racing Team. "Han hecho un trabajo realmente increíble permaneciendo entre los tres primeros barcos de la flota en estas malísimas condiciones. Ahora tenemos que concentrarnos en este nuevo reto, que no es otro que el Ericsson 3 vuelva a la regata."

Tras descubrir el daño en el casco de fibra de carbono, la tripulación efectuó reparaciones colocando partes de la perta de la caja del motor, sujetándolas con piezas del barco y sellándolo todo con Sikaflex.

El equipo está evaluando sus opciones. Ben Wright, de la tripulación de tierra de Ericsson Racing Team ha estado de guardia desde el comienzo de la etapa por si ocurría una urgencia como esta. Está sobre el terreno en Taiwan preparándolo todo para la llegada del barco, que se prevé para el mediodía GMT. Un equipo de constructores de barcos está de camino a Taiwan y empezará a trabajar en el barco tan pronto como sea sacado del agua.

"Es difícil saber el alcance del daño ya que la tripulación no puede inspeccionar el exterior del casco," dijo Brisius. "Se han tomado todas las medidas de seguridad necesarias a bordo, incluyendo la petición a la Oficina de Regata de disponer un barco de apoyo para escoltarles hasta puerto. Como equipo necesitamos evaluar la situación minuciosamente, y no queremos especular antes de tener más información."

El diseñador del barco, Juan Kouyoumdjian, y su equipo de ingenieros han estado de guardia desde que se informó del percance.

"Hemos estado en estrecho contacto con el Ericsson 3 durante las últimas horas y y en lo que nos concetramos ahora es en que el barco llegue a un lugar seguro y cuando esto se consiga, empezar con las reparaciones", dijo.

Botado en febrero de 2008, el Ericsson 3 había completado casi 15.000 millas náuticas durante la preparación previa al comienzo de la regata del pasado octubre. Según el informe de posiciones de la 01:12 GMT, el Ericsson 3 navegaba co 24 nudos de viento y en una dura travesía con olas de 3,5 metros.