Portada ›› Vela ›› Regatas Oceánicas ›› Más apretada que nunca, la cabeza de la flota continúa dominada por los barcos españoles del equipo Telefónica

Más apretada que nunca, la cabeza de la flota continúa dominada por los barcos españoles del equipo Telefónica

Más apretada que nunca, la cabeza de la flota continúa dominada por los barcos españoles del equipo Telefónica

Eran las cuatro de la madrugada en España cuando en el “Telefónica negro” estallaba la alegría; exactamente a esa hora el barco español comandado por Fernando Echávarri pasaba el punto de paso obligado situado en South Rock como líder. El “Telefónica azul” no se quedaba atrás, y un par de horas más tarde hacía lo propio en tercera posición. Desde ese momento, los partes no han cambiado y el “Telefónica negro” vuelve a liderar la flota de la Vuelta al Mundo con su gemelo como tercer clasificado. Entre los dos barco españoles, el “Puma” de Ken Read.

Desde el “Telefónica negro” el joven Antonio Cuervas-Mons, que afronta su primera Vuelta al Mundo, explicaba cómo está la moral a bordo después del éxito cosechado por el barco español: “Al estar en cabeza cada stacking (cambio de posición de carga a bordo como las velas, material de repuesto, comida) , cada vez que te tienes que levantar para una maniobra, un cambio de vela o lo que sea, te cansa menos. Es una inyección de moral buenísima”. Pero desde el barco de Fernando Echávarri la cautela es máxima, y durante los pasados días la tripulación al completo ha buscado la manera de descansar para afrontar las duras condiciones que esperan a la flota. “Tenemos que estar más despiertos que nunca” afirmaba Fernando Echávarri, que continuaba explicando: “En las próximas 48 horas nos esperan condiciones difíciles. Hay que mantener la cabeza fría, estar preparados para lo que pueda venir y si es necesario sacrificar alguna millas a favor de un rumbo más seguro, así se hará. Creo que todos tenemos claro que lo más importante es no romper nada. Además, hoy hemos hecho una revisión completa a la estructura del barco y parece que todo está correcto”.

Navegando frente a la costa de Filipinas, son muchos los que afirman que la primera parte de esta cuarta etapa de la Volvo Ocean Race ha llegado a su fin. Poco a poco la flota empezará a encontrarse con la que ya ha sido calificada como la peor parte de esta Vuelta al Mundo: vientos en contra de hasta 40 nudos acompañados de enormes olas. Todo un reto al que muy pocos, por no decir nadie, está acostumbrado. Pepe Ribes, proa del “Telefónica azul” explicaba ayer a última hora las duras condiciones a las que se enfrentará la flota: “No creo que ninguno de estos barcos haya hecho antes lo que vamos a hacer, y se puede romper cualquier cosa. No tengo ni idea de lo que va a pasar, pero esperemos que no le suceda nada a nadie. Es una novedad de esta regata venir aquí y recibir un temporal de estos de 40 nudos que dura unas 48 horas y de ceñida. Es una incógnita saber qué va a pasar”.

En una situación tan extrema, y con la proa hacia el Nordeste, el “Telefónica azul” se ha posicionado más lejos de la costa filipina que el “Telefónica negro”. El barco del campeón olímpico Fernando Echávarri ha apostado por acercarse más a tierra, una decisión que Gonzalo Araujo explica: “En vez de controlar a la flota hemos preferido ir hacia una zona más resguardada, con menos mar, y a ver qué sucede. Como toda estrategia, tiene sus riesgos, pero es la que hemos tomado y estamos de acuerdo con ella”. El propio Fernando Echávarri añade información a las palabras del jefe de guardia del “Telefónica negro”: “La estrategia de ir hacia el Norte nos ha salido bien, pero ahora hemos decidido ir más hacia el Sur que los demás y esperar a que el viento vaya a la derecha para coger ese role”.

No cabe duda, el “Telefónica negro” está dispuesto a ir a por todas, y de momento ha sido el barco que más millas ha navegado en las últimas 24 horas. Y es que a bordo los tienen claro: “Necesitamos un podio; y si no, lo hemos intentado… Hay que luchar” puntualiza Ñeti Cuervas-Mons.

El “Telefónica azul”, apretando al “Puma”
El otro barco español en regata, el “Telefónica azul”, es el encargado de cerrar el grupo de cabeza a tan sólo ocho millas del “Puma” de Ken Read. El barco de Íker Martínez navega con vientos que superan los 22 nudos y ya se ha encontrado con picos de 41 nudos. Todo un aviso a la flota de lo que les espera.

Con la baliza de paso obligatorio atrás, Pepe Ribes comentaba la estrategia a seguir: “La idea es ponernos a estribor y tirar por el medio. Sería importante que no tuviéramos que hacer viradas en medio del mal tiempo porque entonces eso si que hace que tengas muchos más factores de riesgo, tanto para el barco como para nosotros”.

CLASIFICACIÓN PROVISIONAL ETAPA 4
SINGAPUR – QINGDAO (CHINA): 2.500 millas (4.023 kilómetros)
Día 6 – 13:30 horas – 23 de enero de 2009

1º Telefónica negro (España) a 1.256 millas de la llegada
2º Puma(EE.UU), +5 millas
3º Telefónica azul (España), +13 millas
4º Delta Lloyd (Holanda), + 30 millas
5º Ericsson 3 (Suecia), + 40 millas
6º Green Dragon (Irlanda/China), + 45 millas
7º Ericsson 4 (Suecia), + 46 millas
8º Team Russia (Rusia), DNS

CONTROL DE SOUTH ROCK (BALIZA DE PASO OBLIGATORIO)

1º Telefónica negro (España), 03:00 GMT (04:00 hora española)
2º Puma(EE.UU), 03:30 GMT (04:30 hora española)
3º Telefónica azul (España), 04:20 GMT (05:20 hora española)
4º Delta Lloyd (Holanda), 06:05 GMT (07:05 hora española)
5º Green Dragon (Irlanda/China), 07:25 GMT (08:25 hora española)
6º Ericsson 4 (Suecia), 07:30 GMT (08:30 hora española)
7º Ericsson 3 (Suecia), 08:10 GMT (09:10 hora española)