Portada ›› Vela ›› Regatas Oceánicas ›› Undécima jornada de competición de la 2ª etapa de la VOR, 3.400 millas náuticas recorridas y cinco barcos navegan en apenas 30 millas.

Undécima jornada de competición de la 2ª etapa de la VOR, 3.400 millas náuticas recorridas y cinco barcos navegan en apenas 30 millas.

Undécima jornada de competición de la 2ª etapa de la VOR, 3.400 millas náuticas recorridas y cinco barcos navegan en apenas 30 millas.

Undécima jornada de competición de la segunda etapa, 3.400 millas náuticas recorridas y cinco barcos navegan en apenas 30 millas. El esperado reagrupamiento de la flota comienza a ser un hecho, al igual que la anunciada caída de un viento que apenas sopla con 10 nudos de intensidad para el grupo de cabeza. Las jornadas de incómodo y fulgurante rumbo de través han quedado atrás, y los tripulantes se preparan para un cruce de los Doldrums que amenaza con ser especialmente complicado.

Las cartas están echadas. La incertidumbre de saber si el Este o el Oeste es el mejor paso para cruzar los Doldrums asiáticos comenzará a partir de esta noche.

Las dos tripuaciones de Ericsson Racing Team en la Volvo Ocean Race se han turnado en el primer y segundo puesto unas cuantas veces desde que pasaron la meta volante el pasado martes, pero su ventaja sobre la flota ha menguado a la vez que ésta deja atrás los Alisios y se adentra en los Doldrums (calmas ecuatoriales). En el informe de posiciones de las 13:00 GMT, la tripulación internacional de Torben Grael a bordo del Ericsson 4 estaba a sólo unas 1.000 millas náuticas del final en Cochin, India, y tená una ventaja de 7millas náuticas sobre la tripulación nórdica de Anders Lewander a bordo del Ericsson 3. Tras ellos, sin embargo, la flota se está acercando. El tercer posicionado, el Puma, se ha acercado a 11 millas tras estar a 44 millas ayer. Telefónica Azul (cuarto) y Green Dragon (quinto) estaban a 22 y 27 millas atrás, repectivamente, tras recortar desde las 51 y las 72 millas ayer. Incluso Kosatka, el último de la flota, ha recortado 72 millas en las últimas 24 horas.
Hay una sencilla razón para la deceleración: los Doldrums del Océano Índico. Los vientos más ligeros están situados entre los 3 y los 5 grados de latitud Sur, pero los cinco primeros de la flota estaban todos al norte de los 9 grados de latitud Sur y sintiendo los efectos de las calmas. La velocidad del viento estaba siempre por debajo de los 10 nudos y la velocidad de los barcos estaban en unos tranquilos 12 a 13 nudos, todavía más rápidos que la velocidad del viento pero poco comparado con los 20 nudos de través de hace dos días.
"Veremos y sentiremos y planearemos de antemano", dijo Lewander, patrón de Ericsson 3. "Aksel (Magdahl, navegante) está escudriñando los diferentes modelso. Desafortunadamente, no tenemos radar, pero trabajamos con las imágenes de satélite actualizadas y Aksel está trabajando en un cuadro de dónde colocarnos mejor. Es una situación delicada".
Lo complicado de la situación son los vientos de la parte norte de los Doldrums. Hoy la flota está navegando en un viento del Este/Sureste, pero en la otra parte de los Doldrums los vientos se prevén del Oeste/Suroeste, un role de casi 180 grados. Eso significa que los barcos a barlovento de la flota hoy podrían estar a sotavento mañana.
"Estamos haciendo nuestro camino a través de la zona de transición y cogiendo los vientos del Oeste", dijo Jules Salter, navegante del Ericsson 4. "Tienes que navegar tu propia regata. Se acerca un gran role y estamos intentando colocarnos bien para ello. Pero la separación entre Oeste y Este es probablemente de 200 millas. Así qué si una parte paga más que la otra, entonces será difícil mantenerse bajo control."
A pesar de la separación lateral, hay increíblemente poca separación entre los cinco primeros tras 11 días en el mar y aproximadamente 3.500 millas náuticas de navegación, prueba de la velocidad de los barcos, la destreza de os navegantes y la marinería de las tripulaciones. Lewander dijo que la etapa ha sido agitada y muy húmeda.
"Hemos estado 11 días en la mar y durante 10 hemos estado golpeados por el agua como locos", dijo el patrón de 45 años, de Estocolmo. Ha habido un día sin una cantidad enorme de agua sobre cubierta, que fue cuando viramos hacia el norte en la meta volante. Ha sido una etapa dura, muy muy húmeda. Basta recordar la pasada noche con grandes vientos fuertes y un poquito de marejada: mojado, mojado, mojado".

El Telefonica Azul de Iker Martínez y Bouwe Bekking recuperaba a media mañana la cuarta posición de la provisional de la etapa y está situado más al Este (50 millas aproximadamente), de los “Ericsson”, el “Puma” y el “Green Dragon”. El barco español avanza a esta hora con un rumbo muy similar al de sus más directos rivales, aunque con una considerable separación lateral. “Virar no sólo significaría perder millas respecto a la llegada, sino lo que es más importante, implicaría navegar justo por detrás de los líderes”, reconoce Bouwe Bekking. “Si echamos otro vistazo a los mapas meteorológicos y sí, el Este parece mejor a largo plazo, pero sin la orza de deriva sólo podemos navegar 7-8 grados más bajos que los demás, y no habría forma de alcanzarlos. Así que decidimos continuar con este rumbo, con la esperanza de tener un poco de suerte en el cruce de los Doldrums”.
Pese a tener todavía más de 1.000 millas por delante, los regatistas españoles comienzan a tener un doble pensamiento: en primer lugar como conseguir ser los mejores en el camino restante hasta la meta en India y en segundo orden, las ganas de llegar y descansar. Xabi Fernández, el campeón olímpico de la clase 49er, era de los primeros en trasmitir esas sensaciones o deseos “ahora estoy un poco cansado ya que llevo más de una hora conduciendo el barco –comentaba esta madrugada. “Llevamos dos días con condiciones increíbles de entre 18 y 22 nudos de través y estamos navegando con una velocidad del barco siempre superior a los 20 nudos, ¡es una gozada! Estamos totalmente mojados y al final te cansa un poco eso. Nos está yendo muy bien pero hay que estar concentrados. Antes tuvimos una avería pero a pesar de ello seguimos muy cerca de los de delante”.
“Mis deseos son ahora un poco contradictorios”– comentaba de navarro. “Por un lado no quiero que calme el viento porque estas condiciones nos favorecen mucho pero, por otro lado, llevamos tres días debajo del agua y me gustaría que calmase. Ahora está conduciendo Jordi ¡y hay más agua, se va comiendo las olas!” (risas) [bromea].
De lo rápido y la cantidad de agua que corría por cubierta ha sido testigo la radiobaliza de seguridad, que esta madrugada se ha disparado alertando a los servicios de seguimiento y al cuartel general de la Volvo en Inglaterra y así comentaba Bouwe Bekking de cómo recibieron la noticia a bordo “Anoche debieron vivirse momentos de tensión en la oficina central de Volvo en Inglaterra, ya que recibimos por su parte el siguiente mensaje, y repito sus palabras: “MRCC Madrid [Centro Nacional de Coordinación de Salvamento, MRCC Madrid] nos acaba de llamar para decir que uno de vuestras radio balizas, las EPIRB [Emergency Position Indicating Radio Beacons], esta activa ¿Podéis confirmarnos que todo está bien a bordo y si sabéis que un EPIRB ha sido activado?”.
“Afortunadamente, nada que ver” –comenta el capitán del equipo. “Respondimos rápidamente que todo estaba bien y chequeamos la radio baliza, que está en la popa del barco, y de hecho estaba encendida. Como estábamos más debajo del agua que sobre ella navegando tan rápido, la máquina pensó que íbamos por abajo así que se encendió. Es bueno saber que el sistema funciona perfectamente y que el “Gran Hermano” nos está vigilando desde casa”.
Volviendo al posicionamiento de la flota y el rendimiento del barco, así como el doble mensaje que ya se recibe desde a bordo, Xabi Fernández se mostraba muy esperanzado de cómo trabaja el “Telefónica azul”, sobre todo en los rumbos de través y ceñida “la verdad es que estamos apretando un montón en esta etapa. Después de pasar el rato malo de popa llevamos cinco días dándolo todo y es una gozada ver cómo la gente aprieta. El barco siempre va a más del cien por cien, a un 106-107 por ciento del barco como marcan las polares.
“La etapa no ha sido fácil” –proseguía Xabi “ya que los primeros días algunos estuvimos enfermos porque cogimos agua sucia del mar en la potabilizadora. Así que, sí, tenemos ganas de llegar a tierra y descansar. En cualquier caso, ahora nos sentimos bien porque el barco va bien y estamos muy motivados, pero la verdad es que la etapa ha sido dura y muy rápida. Además, hemos sido muy cuidadosos en los rumbos de popa y siempre estábamos en modo standby, con lo cual tienes que estar una hora más en cubierta y subir una hora antes. Ahora estamos bien pero en cuanto pisemos tierra seguro que necesitaremos un buen descanso”. Se despidió con un “¡Ahora me toca el grinder con Pepe!”.
Cuando ya tenían cazado de nuevo al “Puma” –ayer por la noche se emparejaron con él– y tras haber pasado el “Green Dragon”, las diferencias de presiones en aproximación a los Doldrums comenzaron a hacerse notar “La pasada noche nos persiguió una nube mala”.- exclamaba Bouwe Bekking. “Tuvimos que ceñir durante 3 horas con viento muy ligero y no tener la orza de deriva hizo que la situación fuese un poco más fastidiada. ¿Qué hacer? Virar e intentar encontrar el mismo viento que los otros o seguir para delante. Virando no sólo habríamos perdido millas hacia la llegada sino que, más importante, navegaríamos directamente detrás de los líderes. Le echamos otro vistazo a los mapas meteorológicos, sí, el Este habría sido mejor, pero sin la orza navegamos unos 7º-8º por debajo de los otros, así que no había forma de igualarse a ellos. Así que decidimos seguir para adelante y esperamos que tengamos un poco de suerte mientras cruzamos los Doldrums”.

Suerte o no, la tercera posición está a 11 millas por proa. El PUMA de Ken Read está navegando de manera muy consistente, arañando milla a milla en cada reporte hasta colocarse a sólo cuatro del Ericsson 3, segundo a esta hora, siete millas por detrás del Ericsson 4. El barco estadounidense ha sido el más eficaz del grupo de cabeza en el último reporte, aunque se enfrenta a la doble tarea de intentar el zarpazo a la segunda posición y vigilar el ataque de su perseguidor.

A babor, el Telefonica Azul sólo tiene a su gemelo, que acaba de sucumbir al decidido ataque del Delta Lloyd por el otro extremo de la flota, es el barco situado más al Oeste de toda la flota, cediendo la sexta plaza en el último reporte de posiciones. Y es que el barco holandés puede presumir de haber recuperado nada menos que 100 millas en las últimas 24 horas respecto al líder Ericsson 4; parece que la apuesta Este está saliendo bien al barco patroneado por Roberto Bermúdez, que ha puesto rumbo al eje de la flota y navega a esta hora más rápido que nadie.
Pero antes, esta madrugada, Mikel Pasabant confirmaba su acercamiento a los Doldrums “nos estamos aproximando al Ecuador, esta vez desde el Sur del planeta y el calor y la humedad ya empiezan a apretar. De momento hemos estado navegando con 25 nudos casi de la proa, lo que hace muy complicada la vida a bordo. Hay que agarrarse muy fuerte para dar un sólo paso, y ¡ni te cuento vestirse y desvestirse para ir a cubierta!”.

Y si hablamos de apuestas, no podemos olvidar al “rey del Este” en el ataque a los Doldrums. El Team Russia navega totalmente descolgado del resto del grupo, todavía 140 millas por popa pero haciendo buenos números. “Hemos abandonado la ruta y tratamos de encontrar nuestro propio sendero”, informa Andreas Hanakamp, skipper del Kosatka. “Creemos que aprendimos la lección en los Doldrums del Atlántico, y esperamos que ahora tengamos más suerte yendo al Este”.

Las próximas 48 se presentan especialmente interesantes y cualquier cosa puede ocurrir, de acuerdo con la meteoróloga Jennifer Lilly: “Durante las próximas 48 horas se abren las opciones para que veamos importantes ganancias y pérdidas a medida que la flota se adentra en los Doldrums. La caída del viento será más acusada a partir del 9ºS –donde navegan ahora los líderes–, aunque las brisas más ligeras se concentrarán entre el 5ºS y el 3ºS. Esa bajada de intensidad irá acompañada de un role del Este al Oeste-Suroeste en la zona del ecuador, lo que pude desembocar en períodos con total ausencia de viento”.

Completados tres cuartos de esta segunda etapa, el reagrupamiento de la flota sugiere el comienzo de una nueva regata. Apenas 1.000 millas hasta la llegada del puerto de Cochin, una distancia que de mantenerse las condiciones que han vivido los barcos durante la última semana, podrían recorrer en apenas dos días. Pero el escenario ha cambiado, llegan los Doldrums, el quebradero de cabeza para los navegantes y el sufrimiento en forma de calor y amenaza de frustración para los 88 tripulantes que sólo piensan en evitar las encalmadas que amenazan por proa.

Parte de posiciones 14:00 horas (hora española)
1-Ericsson 4, a 1.086 millas de Cochin
2-Ericsson 3, a 7 millas del líder
3-Puma, a 11 millas del líder
4-Telefónica Azul, a 22 millas del líder
5-Green Dragon, a 27 millas del líder
6-Delta LLoyd, a 95 millas del líder
7-Telefónica Negro, a 98 millas del líder
8-Team Russia, a 142 millas del líder