Portada ›› Vela ›› Regatas Oceánicas ›› V.O.R. 50 nudos de viento, olas de hasta 14 metros y una flota que busca abrigo al socaire de la costa

V.O.R. 50 nudos de viento, olas de hasta 14 metros y una flota que busca abrigo al socaire de la costa

V.O.R. 50 nudos de viento, olas de hasta 14 metros y una flota que busca abrigo al socaire de la costa

La situación en la séptima jornada de la 4 etapa de la Volvo Ocean Race ha sido extrema y ya son 4 los equipos que han reportado daños de mayor o menor envergadura, debido principalmente a la mar que se ha formado por la corriente en dirección contraria al viento.

 

Las cosas se han puesto crudas en la Volvo Ocean Race. Puma ha roto su botavara en una racha de viento de más de 50 nudos y se encuentra al socaire de la costa, mientras Green Dragon también se dirige a la costa al sufrir daños estructurales y el Delta Lloyd cuenta con desperfectos en sus velas y mástil. Por su parte el Telefónica Negro vuelve a tierra para evaluar daños, tras observar una grieta en su barco.

 

VOR13093

El día ha sido una verdadera carnicería para la flota de la Volvo Ocean Race. La mayor parte de los equipos luchan por sobrevivir a las duras condiciones que se han cernido desde la pasada noche, pero sin sacrificar la seguridad.

 

Eran las 02:00 GMT cuando el hasta ese momento líder de la general, el americano Puma, sufrió las consecuencias de unas violentas rachas de viento por encima de los 100 km/hr que hizo que su botavara se partiera. Debido a las condiciones en las que se encontraba navegando, el americano decidió ponerse en popa y dirigirse hacia el Sur en busca de abrigo y con el fin de evaluar daños.

 

Mientras tanto, el Telefónica Azul de Bouwe Bekking e Iker Martínez se ponía en primera posición, seguido de sus hermanos en el Negro. Eran las 05:00 GMT cuando los de Echavarri optaron, y ante las duras condiciones, por sacrificar unas horas de regata frente a tierra para poder cambiar su mayor con dos rizos por su mayor de capa (vela de tormenta).
Con las condiciones de viento y mar frente a las costas de Luzon, el siguiente en reportar daños fue el Green Dragon de Ian Walker que, con problemas estructurales, ponía rumbo a tierra. Ian Walker comentaba desde el barco: “Nuestra intención es continuar tras reparar. Uno de los mamparos de proa se ha desintegrado del casco, y la tripulación está trabajando para reforzarlo y anclarlo de nuevo al casco”.

 

Poco después fue el turno del Delta Lloyd, el barco de primera generación que patronea Chuny Bermúdez de Castro, comunicando a la organización de la regata la rotura de una de las ruedas del timón, de su mayor y de daños en el carril de su mástil. El barco holandés en el que navega Chuny Bermúdez, Guillermo Altadill y David Pella ha fondeado al socaire del mismo puerto en el que se encuentra el Puma. Guillermo Altadill comentaba sobre la situación: “Cuando fue subiendo el viento bajamos la mayor con tres rizos y estaba rota. Izamos la mayor de capa y el tomentín pero ya pegaban 50 nudos”.
“Teníamos que arreglar la mayor para continuar –continúa Guillermo- porque nos va a hacer falta, así que hemos anclado en esta bahía en la que las condiciones son más suaves y arreglar. Sino lo hiciéramos aquí, tendríamos que hacerlo más adelante. Al lado nuestro también tenemos al Green Dragon; anclado como nosotros. La verdad es que las condiciones ahí fuera son muy duras, es arriesgado cruzar con ese viento”.
El patrón del Delta Lloyd, el gallego Bermúdez de Castro ratificaba la postura de Guillermo: “Estoy bastante desilusionado porque lo estábamos haciendo bien y los chicos han trabajado muy duro, pero mi prioridad es la seguridad de la tripulación y del barco, y las condiciones están muy peligrosas. Estos Volvo Open 70 no están diseñados para esas condiciones”.
El equipo holandés ha comunicado al Comité de Regatas su intención de suspender momentáneamente su navegación en regata a las 10:00 GMT (y que

VOR13087

bajo las reglas de regata supone un mínimo de 12 horas fuera de la competición) hasta que terminen de reparar.
El mediodía trajo otra desagradable noticia y es que los de Echávarri, a bordo del Telefónica Negro y en su camino hacia Taiwan, han decidido volver hacia Filipinas por motivos de seguridad, tras observan una pequeña fisura entre la cubierta y el casco de carbono de su Volvo Open 70. Hacia las 6:00 hora española la tripulación que comanda el campeón olímpico Fernando Echávarri decidía izar un tormentín y una mayor de capa. Unas dos horas más tarde, en medio de unas durísimas condiciones, y en un fuerte golpe de mar, la tripulación española sufría una grieta en la unión de casco y cubierta de su embarcación a la altura de la bañera. Tras una primera evaluación del daño a bordo y ante el riesgo que podría suponer seguir navegando, se decide poner rumbo a tierra para realizar un análisis más exhaustivo de dicha grieta, asegurar la seguridad de los once tripulantes y tomar una decisión final con respecto a lo que queda de esta cuarta etapa de la Vuelta al Mundo. La tripulación, el director del equipo Pedro Campos y Telefónica han optado unánimemente por poner la seguridad por encima de todo y no tomar ningún riego.

“Lo más importante para nuestro equipo es la seguridad de la tripulación y quiero agradecer públicamente el total apoyo que en esta materia tenemos contínuacmente de nuestros patrocinadores encabezados por Telefónica.” .“Estoy muy orgulloso del trabajo de nuestras dos tripulaciones que han sido los únicos capaces de enfrentarse al temporal manteniéndose en competición tras dejar el abrigo de la costa de Filipinas”, afirmaba Pedro Campos.

Mientras tanto los que continúan regateando contra las salvajes condiciones son el Telefónica Azul, que se encuentra a primera posición, seguido de los hermanos Ericsson.

El “Telefónica azul” ha salido reforzado del temporal, siendo el nuevo líder. El barco que cuenta con Íker Martínez como patrón continua todavía en la zona conflictiva, con fuerte oleaje y con una ventaja de 78 millas sobre el segundo clasificado, el “Ericsson 3”. Avanza hacia la isla de Taiwán en perfectas condiciones, tanto el barco como su tripulación.

VOR13094

“Menudo día! – exclamaba Gabri Olivo desde el Telefónica azul. “Sabíamos esto que iba a ser duro y se está demostrando que así es. Desde la pasada noche es imposible dormir, comer y casi nada que no sea agarrarse. Hoy el viento ha estando aumentando constantemente, 30 – 35 – 40 - 45 nudos y luego contra una ola perdimos los instrumentos. Pudimos reducir la superficie vélica al mínimo, con un tormentín y 3 rizos” “Puma decidió dar la vuelta justo antes de dejar la costa, así que nos quedamos solos para salir mar abierto junto con nuestros compañeros del “Telefónica negro”. Ser el primero en ir hacia lo desconocido nunca es agradable…

Por su parte Pedro campos, director general del equipo, declaraba este mediodía que “estamos muy contentos con el rendimiento del equipo en esta etapa, el trabajo del Telefónica azul esta siendo excepcional y ha sido una pena que, por razones de seguridad, el Telefónica negro haya tenido que volver atrás para analizar la grieta aparecida en el casco cuando navegaba en una excelente segunda posición muy destacado del tercero”.

 

 

PARTE DE POSICIONES A LAS 15:00 GMT
1. Telefónica Azul a 1022 millas de la llegada
2. Ericsson 3 a 78 millas del líder
3. Telefónica Negro a 79 millas del líder
4. Ericsson 4 a 80 millas del líder
5. Green Dragon a 107 millas del líder
6. Puma a 125 millas del líder
7. Delta Lloyd ha suspendido la competición 12 horas