Portada ›› Náutica ›› El II Premio Marcial Sánchez Barcaiztegui reconoce al Trofeo S.A.R Princesa Sofía de Vela

El II Premio Marcial Sánchez Barcaiztegui reconoce al Trofeo S.A.R Princesa Sofía de Vela

El II Premio Marcial Sánchez Barcaiztegui reconoce al Trofeo S.A.R Princesa Sofía de Vela

El galardón distingue a la competición por su labor continuada durante 45 años en la promoción del deporte de la vela y la náutica en la isla

El Trofeo S.A.R. Princesa Sofía ha sido distinguido con la II edición del Premio Marcial Sánchez Barcaiztegui por su labor continuada durante 45 años en la promoción del deporte de la vela y la náutica en Baleares. El galardón, creado por el Comité Organizador del Salón Náutico Internacional de Palma en 2013, distingue anualmente el mejor trabajo empresarial o deportivo que haya contribuido de forma significativa a la promoción del mundo de la náutica de recreo en las Islas.

El Trofeo Princesa Sofía, que hoy impulsa el Club Náutico s’Arenal, se convierte en el segundo proyecto distinguido con el premio que homenajea la figura del fallecido contralmirante y presidente histórico de la Comisión Naval de Regatas de Baleares, Marcial Sánchez Barcaiztegui.

El acto de entrega del premio tendrá lugar el viernes, 2 de mayo, a las 19.00 h, en el recinto ferial del Salón Náutico Internacional de Palma.

La historia del Trofeo S.A.R Princesa Sofía se remonta al año 1968. La competición promovida en un primer momento por el Real Club Náutico de Palma (RCNP) empezó como una regata casi ‘amateur’ para la clase Dragón para convertirse con el paso del tiempo en una de las competiciones de referencia de la vela olímpica y cita oficial en el calendario de la ISAF World Cup con datos de participación que baten record todos los años y un nivel de deportistas indiscutible.

En 1974, la prueba pasó a conocerse como Semana Internacional de Palma al incorporarse por expreso deseo de la Reina Sofía, entonces todavía princesa, las clases Soling, 470, Snipe, 420, Finn y Europa. La regata adquiría de esa forma una nueva dimensión, que exigía a la par la organización de cuatro clubes. El RCN Palma, el CN S’Arenal, el Club Marítimo San Antonio de la Playa, y el Club de Mar, después Cala Nova.

En 1976 se incorporan nuevas clases a la regata: los Vaurien y los Cruceros, y sólo dos años más tarde comienza a perfilarse el carácter olímpico de la prueba con la sustitución momentánea de la clase Dragón por la Star.

El apoyo de la Familia Real española a la regata ha sido permanente durante su historia. Un joven príncipe Juan Carlos participaba en la competición navegando en la clase Dragón, en la que consiguió la victoria junto al Duque de Arion y Félix Gancedo en el 73, el 74 y el 75, a bordo de ‘Fortuna’. La edición de 1980 contó una vez más con la participación del ya Rey Juan Carlos, en crucero; del príncipe Felipe y de las infantas Elena y Cristina que compitieron en 420. La Reina seguía los progresos de su familia en el mar y acudía a la entrega de premios que llevan su nombre y que galardonaban a los ganadores absolutos de todas las categorías participantes.

Hace unos años la organización decidió apostar por la profesionalización de la regata y apostar por la vela olímpica debido a la avalancha de solicitudes de profesionales que querían participar en la cita náutica balear. Las cifras confirman año tras año que la decisión fue acertada.

El Trofeo Princesa Sofía de Vela sitúa cada año en el mapa a Mallorca como la capital de la vela olímpica a principios del mes de abril, convirtiéndose también en un altavoz para promocionar el deporte náutico y las islas en todo el mundo.

El II Premio Marcial Sánchez Barcaiztegui es un reconocimiento al trabajo y la dedicación diarios durante 45 años de toda la gente que ha hecho posible la regata con un desinteresado amor por el deporte de la vela y por la isla.