Portada ›› Piragüismo ›› El equipo de oro del slalom español

El equipo de oro del slalom español

El equipo de oro del slalom español

Cuando todavía falta más de una semana para que arranque en Penrith (Australia) el Campeonato del Mundo de Slalom Olímpico para las categorías Junior y S23, podemos tener la certeza de que más allá de los resultados que consigan nuestros palistas el proyecto deportivo de la Real Federación Española de Piragüismo sale reforzado con la articipación de una delegación española formada por 15 palistas y 3 técnicos. ‘

‘Los 16 de Brasil 2016’ tienen como objetivo deportivo la clasificación del piragüismo español en las 16 pruebas del calendario olímpico, pero es un proyecto que además se convierte en medio y fin para un objetivo mucho más importante, garantizar el futuro del piragüismo español en la élite internacional.

El proyecto federativo ‘Los 16 de Brasil 2016’ tiene como objetivo prioritario conseguir la financiación necesaria para que los proyectos olímpicos del piragüismo español puedan desarrollarse conforme a la planificación diseñada por los técnicos responsables de cada uno de ellos. Entre esos objetivos está el de garantizar la participación de los equipos olímpicos absolutos, S23 y júnior en las citas internacional más importantes del ciclo olímpico Río 2016. Un objetivo que se pretende conseguir aglutinando el esfuerzo de todos:
instituciones, patrocinadores, colaboradores, particulares, pero también el de los propios deportistas, técnicos, y seguro que con el respaldo de las familias de unos y otros. En esa suma de voluntades no pueden faltar los componentes de todo el entramado federativo (directivos, árbitros, clubes, etc) que deben sumar a favor del objetivo deportivo común que
nos hemos marcado y del camino que la directiva de la RFEP ha diseñado para alcanzarlo. Una de las grandes virtudes de ‘Los 16 de Brasil 2016’ es precisamente que el objetivo deportivo que ambiciona, la clasificación del piragüismo español en las 16 pruebas del calendario olímpico, se convierte en medio y fin para un objetivo mucho más importante, garantizar el futuro del piragüismo español en la élite internacional.
El Campeonato del Mundo de Slalom Olímpico Júnior y S23 es un buen ejemplo de esta realidad y reflejo del contexto económico en el que nos encontramos, pero que no puede ser un hándicap insuperable para la progresión deportiva de los jóvenes talentos de nuestro deporte. El recién nacido ‘Los 16 de Brasil 2016’ está creando aun las estructuras necesarias para su funcionamiento óptimo, pero sumando al mismo tiempo los primeros patrocinadores, como Noribérica, imprescindibles para poner el engranaje en marcha. La cruda realidad del calendario nos enfrenta para empezar la temporada a la competición más importante para los que son el futuro de la modalidad olímpica de aguas bravas, el Campeonato del Mundo Júnior y S23, y nada más y nada menos que en Australia, con el sobre coste que acarrea una cita en las antípodas para un deporte como el piragüismo. Las opciones de ser olímpicos en Río de Janeiro 2016 para los 15 palistas que están desde hace una semana en Australia son porcentualmente pocas, si pensamos que los titulares de las plazas son: Maialen Chourraut (Medalla de bronce K1 en Londres 2012), Ander Elosegi (4º C1 en Pekín 2008 y Londres 2012) y Samuel Hernánz (5º K1 en JJOO Londres 2012), pero cualquiera de ellos puede ser el que se las dispute hasta el final y seguramente con un porcentaje de posibilidades bien diferente cuando se trate de las plazas de Tokio 2020. Río seguro que es un deseo para todos los palistas españoles en Penrith, pero Tokio posiblemente domine el subconsciente de la mayoría.

Esa ambición por garantizar el futuro de nuestro deporte en la élite internacional a través del proyecto ‘Los 16 de Brasil 2016’ es un hecho que seguramente ha quedado en un segundo lugar para algunos, pero que si han sabido entender todos los componentes del Equipo Júnior y S23 de Slalom Olímpico. Para ellos y para sus familias la victoria ya se ha conseguido, seguir creciendo como deportistas asistiendo a la cita más importante, un objetivo alcanzado en el agua por méritos deportivos, pero además salvando obstáculos a mayores de los que están habituados a superar en las aguas bravas. Teniendo presente las limitaciones presupuestarias federativas la junta directiva de la RFEP decidió respaldar desde el primer momento la decisión que los técnicos consideraron la más adecuada entre las alternativas posibles: Financiar íntegramente al mejor de cada categoría o permitir que fueran los dos o tres mejores de cada modalidad los que pudieran nutrirse de una preparación óptima para la gran cita internacional, en beneficio del grupo y en definitiva de la mejora global del equipo de Slalom. De esta manera los 19 mejores podrían asistir al mundial pero fue necesario que entre todos RFEP, CSD, ADO, pero también gobiernos autonómicos, diputaciones, ayuntamientos, patrocinadores, colaboradores e incluso familiares y amigos de los deportistas y técnicos implicados, hayan tenido que poner su granito de arena en mayor o menor medida. Al final son 15 deportistas y 3 técnicos los componentes de este equipo que ya es de oro antes de competir. El slalom español está más fuerte que nunca gracias a la apuesta de estos deportistas por nuestro deporte, y que miran con ilusión su futuro deportivo de la mano de ‘Los 16 de Brasil 2016’.

La primera relación de piragüistas internacionales de 2014 formada definitivamente por 15 palistas será recordada además como la primera del equipo español de Slalom Olímpico constituida por palistas de cinco CC.AA. distintas. La aragonesa Julia Cuchi, los palistas de Castilla y León David Llorente y Jesús Cid y el gallego Luis Fernández. Con ellos las tradicionales e inagotables canteras catalana y vasca. De Cataluña Nuria Vilarrubla, Bernat Lavaquiol, Jordi Cadena y Jordi Tebé y por Euskadi Telmo Olazabal, David Pérez, Jokin Sánchez, Unai Nabaskues, Miren Lazkano, Klara Olazabal e Irene Guedes. Al frente del equipo el técnico donostiarra Aritz Fernández y el catalán Toni Cadena auxiliados por Xavi Jauregui, también de la cantera donostiarra.

La competición arranca el 23 de abril. Hasta entonces quedan por delante muchas sesiones de entrenamiento para nuestras palistas en el canal de Slalom Olímpico del Penrith Whitewater Stadium. Día a día desde su llegada a Penrith las 06.00 es la hora de entrenamiento asignada a nuestros chicos para ir adaptándose a las peculiaridades del escenario de la competición. El 22 de marzo el canal quedará cerrado para los competidores hasta el la primera salida del mundial. Día reservado para la demostración del recorrido y para la clásica ceremonia de inauguración en la que participarán 350 palistas de un total de 34 países incluido España y sus 15 palistas (5 kayakistas masculinos, 5 kayakistas femeninas -3 de las cuales conforman también el equipo C1 femenino- y 5 canoístas masculinos). El miércoles 23 y jueves 24 se disputarán las clasificatorias de las distintas modalidades. El viernes 25, sábado 26 y domingo 27 se disputarán las semifinales y a continuación las finales en las distintas categorías.
El agua impartirá justicia pero el mes de preparación mundialista será un bagaje para siempre en el desarrollo de la carrera deportiva de estos deportistas, un paso más en el largo camino necesario para llegar a la élite.