Portada ›› Náutica ›› Barcos a Motor ›› Oassive entregó sus dos primeros yates de 20 metros

Oassive entregó sus dos primeros yates de 20 metros

La firma Oassive Customyachts entregó hoy en el Club de Yates de Baiona sus dos primeros grandes cruceros de recreo con casco de acero, los más grandes –20 metros de eslora (65 pies)- construidos en Galicia con este material. Este acto representa, a la vez, la presentación oficial de la marca náutica perteneciente al astillero vigués M Cíes, con 27 años de experiencia en la construcción naval y que ha decidido diversificar su producción para introducirse en el mercado de los grandes buques de ocio diseñados a la medida del armador.

Oassive06-1

 

El director de la división náutica del astillero e impulsor de Oassive, Pablo Comesaña, destacó durante el acto las características de los nuevos buques de recreo, al tiempo que resaltó la importancia de tener casi 30 años de experiencia en el sector naval. Comesaña anunció que la compañía tiene ya en marcha otro proyecto para un importante armador: un gran yate de acero de 40 metros (casi 130 pies), que será el mayor buque de recreo construido en un astillero de Galicia y que será entregado en 2005.

En el acto -al que acudieron numerosos representantes de la Administración, del sector náutico y los nuevos propietarios de los yates, una importante empresa española- los visitantes pudieron comprobar las características de los nuevos buques, ideados por el prestigioso diseñador náutico Iñigo Echenique. Los dos barcos entregados hoy empezaron a construirse en febrero de 2003 y forman parte del proceso de modernización y diversificación emprendido por la compañía gallega.

Oassive081

Oassive opera con gradas que permiten varar barcos de hasta 90 metros

Los gemelos entregados hoy, con máximo confort en sus camarotes, desplazan 60 toneladas cada uno

Los dos yates entegados hoy, de 20 metros de eslora y una manga máxima de 6 metros, desplazan 60 toneladas cada uno. Los cruceros, con una autonomía aproximada de 1.200 millas, han sido diseñados para buscar la máxima comodidad de sus ocupantes, motivo por el que sus camarotes disponen de todas las facilidades de ocio imaginables en una nave de estas características.

El modelo presentado es un denominado yate de desplazamiento, con casco de acero y superestructura de aluminio. Ofrece una proa de diseño clásico y popa de espejo, con una cubierta diseñada especialmente para facilitar el ocio de los ocupantes. La sala de máquinas está ubicada a popa, donde están instalados dos motores diesel unidos por reductoras a las líneas de ejes y a las hélices, especialmente diseñadas para absorber la máxima potencia. Los propulsores tienen una potencia máxima de 500 caballos. El diseño ha contemplado en todo momento la reducción a la mínima expresión de los ruidos y vibraciones procedentes del motor. En la misma línea, dispone de un grupo electrógeno para producir la necesaria energía eléctrica. El depósito de fuel es de 10.000 litros y el de agua de 2.500 litros.

El casco de acero, además de ofrecer más seguridad en alta mar, facilita la navegación transoceánica porque reduce la sensibilidad del buque ante las olas, lo que aumenta la estabilidad del mismo. El empleo de estos materiales está pensado para facilitar la habitabilidad de los armadores y ocupantes, pues facilita hacer vida normal a bordo.

Los buques han sido construidos en el astillero que la marca posee en la ría de Vigo, con capacidad para varar naves de hasta 90 metros de eslora.

El Plan de Competitividad de M Cíes contempla la oferta de servicios de reparación y mantenimiento de yates

En 2005, el 40 por ciento del negocio procederá de las ventas de Oassive

Según los cálculos de la compañía de construcción naval, en 2005 alrededor del 40 por ciento de las ventas del grupo procederán del negocio náutico iniciado por la marca Oassive. La empresa sigue desde hace unos años un emprendedor Plan Estratégico iniciado con la internacionalización de sus mercados en 2002 y continuado con un plan de diversificación al crear su división náutica con el sello Oassive CustomYachts. Con estas medidas aumenta la estabilidad de la empresa a medio y largo plazo y se articulan defensas para afrontar con éxito los previsibles vaivenes del clásico sector naval español, tradicionalmente dirigido al hoy inestable sector pesquero.

En la misma línea de diversificación recogida por el Plan Estratégico se contempla la inversión en la puesta en funcionamiento de un departamento de reparación y mantenimiento de grandes yates de recreo, aprovechando la capacidad de suministro naval de la ría de Vigo y, a la vez, la creciente demanda propiciada por el auge del sector náutico y el paso cada vez más frecuente de este tipo de embarcaciones por el corredor del noroeste peninsular.

La iniciativa de diversificar la producción naval ampliando los objetivos hasta el sector náutico es pionera en España aunque ya ha sido aplicada con éxito por otros competidores europeos, que advierten así de los cambios de gran calado que se están produciendo en la industria constructora del Viejo Continente ante la competitividad de terceros países.

M Cíes, a través de Oassive, ha creado un departamento comercial y de diseño propios, además de haber realizado importantes inversiones en formación y especialización de sus varaderos para la construcción de las grandes esloras de recreo. Para potenciar este éxito comercial, Oassive CustomYachts opera con una red internacional de brokers que representan a las principales firmas mundiales del sector.

Palangreros, arrastreros, atuneros y oceanográficos desde 1977

El astillero MCíes entregó ocho pesqueros en 2003

Astilleros M Cíes, la compañía matriz de Oassive CustomYachts, lleva 27 años construyendo barcos de acero que hoy recorren todos los mares del planeta. Palangreros, atuneros, arrastreros y buques de investigación oceanográfica son el aval de esta empresa gallega con proyección internacional. Tan solo en el pasado año 2003, el astillero celebró la botadura de ocho pesqueros, cuatro palangreros y otros tantos arrastreros.

Uno de sus trabajos más reconocidos internacionalmente es el ‘Vizconde de Eza’, un barco oceanográfico realizado en 1999 para el Ministerio de Agricultura y Pesca. Otro de los trabajos más valorados es la construcción del primer arrastrero español de gran porte para la pesca con artes gemelas en aguas profundas (2001), así como la construcción, un año después, de dos arrastreros diseñados para la pesca en pareja en el Atlántico Norte y vendidos a armadores escandinavos.

El astillero dispone de dos grandes instalaciones para desempeñar su trabajo. Además de una zona de prefabricado de 15.000 metros cuadrados, opera en un astillero de 7.000 metros cuadrados con tres gradas que permiten la varada de buques de hasta 90 metros de eslora y 1.500 toneladas de desplazamiento. Con una plantilla directa de 90 personas, en el astillero trabajan a diario alrededor de 400 trabajadores procedentes de la industria auxiliar.