Portada ›› Vela ›› Copa América ›› Definitivo, al suizo y al americano les va la marcha. La Copa, a sólo tres regatas y pendientes de la novena demanda

Definitivo, al suizo y al americano les va la marcha. La Copa, a sólo tres regatas y pendientes de la novena demanda

A menos de un mes para que en teoría arranque la Copa América, Alinghi y BMW Oracle rompieron ayer las negociaciones para acordar una prueba al mejor de cinco o siete regatas, en lugar de a tres, como marca el Deed of Gift. Sus reuniones estos últimos días en Singapur no han llegado a buen puerto, no podría se de otra manera, les va la bronca, les mola el lío, así ha ocurrido desde que finalizó la anterior Copa, cuando Oracle abrió las confrontaciones y presenta la primera demanda contra el Alinghi.

Por partes, los dos Team ya están en el puerto de Valencia y aquí se celebrará la 33 edición, la duda se nos instala. Pero a los sindicatos rivales, el Alinghi - defensor del título- y el BMW-Oracle -desafiante- verdaderamente les gusta regatear?. Que alguien me de la respuesta ya que siguen enzarzados en una discusión interminable, imposibilidad de acuerdo, nómina de abogados y mush....os tribunales.

Según la sentencia de abril de 2009, las regatas empezarán el 8 de febrero. pero viene la segunda parte, el eterno desencuentro entre los "capos" de ambos equipos que ha impedido que la Copa dure más de una semana, que sea un pequeño espectáculo deportivo y que los posibles alicientes para la ciudad que se lo dio todo esta vez, prácticamente, a cambio de nada, sean nulos. Es verdad que las instituciones locales, autonómicas y central no han puesto un euro (en teoría) para esta edición, (para la 32ª, en 2007, se pagaron "cási nada" 90 millones a la empresa organizadora), pero lo que también es verdad la alfombra roja que se les ha ofrecido a ambos equipos, y eso tras lo de largarse a Arabia... la dársena y todas las facilidades a ambos equipos, beneficios fiscales incluidos.

Entretanto, los equipos siguen con su pelea particular. Y con ello no despejan las incógnitas en torno a la competición. Si, tras la última demanda del Oracle los tribunales no dictan sentencia antes de que arranque la prueba, el resultado final podría quedar invalidado. Los norteamericanos han llevado otra vez al Alinghi a los juzgados neoyorquinos al asegurar que utilizan velas que no están fabricadas, según las normas, en su país de origen, Suiza, lo que el defensor desmiente. Además, uno y otro se culpan mutuamente sobre la ruptura de las negociaciones en Singapur. Los suizos argumentan que fueron los estadounidenses quienes abortaron unilateralmente las negociaciones con su última demanda. Los segundos, en cambio, señalan al defensor por no firmar en el último instante una propuesta que ellos mismos habían redactado.

Es que son como niños. Pero ya aburren.