Portada ›› Vela ›› Regatas Oceánicas ›› VELUX 5 OCEANS. Quinta semana: desde el 27 de noviembre de 2006

VELUX 5 OCEANS. Quinta semana: desde el 27 de noviembre de 2006

DRAMATISMO EN ALTA MAR: CONDICIONES EXTREMAS E IMPRESIONANTE ACTIVIDAD EN EL OCÉANO SUR

Concluyó el sueño para el HUGO BOSS: Alex Thomson (GBR), obligado a abandonar su embarcación tras sufrir graves daños estructurales en la quilla, por lo que queda fuera de la regata VELUX 5 OCEANS
La hora de las decisiones en Sudáfrica: Mike Golding (GBR) rescata heroicamente a Thomson pero sufre inmediatamente la catástrofe de un mástil roto. El ECOVER se encuentra actualmente camino de Ciudad del Cabo con los dos británicos. Mike Golding decidirá allí su futuro en la regata.
El hombre olvidado: Bernard Stamm (SUI) mantiene un liderazgo holgado sobre Kojiro
Shiraishi (JPN) y debería llegar a Fremantle la próxima semana.
El héroe vasco sufre daños: Unai Basurko (ESP) informa de problemas en el timón del PAKEA, por lo que ya no se encuentra en condiciones de disputar la regata sino simplemente de intentar llegar a Australia.
Continúa la leyenda: Pese a sus problemas con el piloto automático, Sir Robin Knox- Johnston (GBR) sigue adelante y entra en el Océano Sur.

El miércoles de la semana pasada estábamos todos pendientes de la gran batalla librada entre los implacables rivales Alex Thomson (HUGO BOSS) y Mike Golding (ECOVER), en constante lucha por hacerse con la segunda plaza y separados en ocasiones por tan sólo una milla. Sin embargo, a las 03:00 GMT del jueves por la mañana, Alex Thomson volcó como consecuencia de graves daños estructurales sufridos por la quilla de su embarcación. A las 11:00 GMT, el joven patrón británico se vio forzado a tomar la demoledora decisión de abandonar el barco al comprender que el daño era irreparable y podía constituir una amenaza inmediata para su seguridad.

 

Mientras tanto, Mike Golding, que navegaba a unas 70 millas al este, estaba realizando una de las mejores regatas de su carrera, superando su récord personal de velocidad al alcanzar los 32 nudos y cubrir 446 millas en sólo 24 horas, recortando así la distancia con el líder Bernard Stamm (CHEMINEES POUJOULAT). Sin embargo, al recibir la llamada del control de carrera informándole de las dificultades de Thomson, el Campeón Mundial FICO no dudó en volver inmediatamente sobre sus pasos para ir a toda velocidad al rescate del HUGO BOSS, cambiando así instantáneamente de objetivo. Esto significó emprender una batalla contra los fuertes vientos de proa y las olas con la vista puesta en llegar a Thomson con la mayor rapidez posible en una carrera contra la meteorología y la caída de la noche. El juego había cambiado por completo.

 

Aunque Golding llegó a la posición de Thomson el jueves en torno a las 20:30 GMT en condiciones de nieve típicas del Océano Sur, ambos patrones acordaron realizar el peligroso rescate con la primera luz del viernes. Golding pasó una tarde de nervios preparándose para uno de los desafíos más complicados que pueden darse en las regatas en mar abierto.

 

A las 05:00 GMT, Alex Thomson se despidió entre lágrimas del HUGO BOSS, su embarcación de los últimos tres años, y, ataviado con su traje de supervivencia, saltó a una balsa salvavidas. Pese a la buena planificación de ambos experimentados navegantes, el rescate se vio dificultado por problemas de motor del ECOVER y la presencia de olas de casi 5 metros, que hicieron casi imposibles las maniobras de Golding. Finalmente, tras cuatro intentos desesperados y para gran alivio de ambos británicos, Thomson subió al ECOVER.

 

Sin embargo, la diosa Fortuna todavía no había asestado su último y cruel golpe. A las 11:50 GMT del viernes, Mike y Alex estaban disfrutando de un muy necesario café con whisky cuando una racha de viento helado de 40 nudos azotó la embarcación. Oyeron un ruido atronador y salieron a ver qué sucedía. Llegaron a cubierta justo a tiempo para presenciar cómo se destrozaba el mástil.

 

Tanto Golding como Thomson se encuentran ahora reflexionando acerca de su futuro. Irónicamente, en Bilbao, ambos llegaron en cabeza pero, preocupado por su fortuna, Thomson decidió no cruzar la meta en la regata del puerto, aduciendo que era supersticioso y pensaba que si ganaba el prólogo no ganaría la regata principal. Golding se mostró enojado por ganar la carrera de esta manera y se negó a aceptar la victoria y, con ella, la mala suerte que le había sido transmitida por Thomson.

 

Ahora, Golding se estará cuestionando si puede seguir compitiendo en la VELUX 5 OCEANS y Thomson estará intentando replantearse sus planes para el futuro. Golding, Campeón del Mundo FICO, está con toda probabilidad sopesando todas las opciones que le quedan. El ECOVER cuenta con un mástil de repuesto en Southampton, pero el equipo debe decidir si vale la pena continuar adelante, teniendo en cuenta los costes y la clasificación general en la regata. Se espera que ambos lleguen el viernes a Ciudad del Cabo.

 

Ajeno a este drama, Sir Robin Knox-Johnston (SAGA INSURANCE) continúa viéndose acosado por los problemas de su sistema de piloto automático. Dando muestras de verdadero estilo, ha declarado lo satisfecho que se encuentra con su autodisciplina, pues ha tardado cuatro semanas y media en consumir las cuatro botellas de whisky que cargó a bordo del SAGA INSURANCE para esta etapa. Tuvo que emplear un poco de alcohol para limpiarse una herida en un dedo del pie, pero lo que quedaba de la última botella fue utilizado para el fin previsto: “la maniobra merecía un chupito… bueno, en realidad, tres”.

 

Por su parte, Unai Basurko continúa teniendo problemas con su timón de babor y, en la medida de lo posible, sigue navegando amurado a babor, lo cual le obliga a seguir una ruta más hacia el este que Sir Robin Knox-Johnston y Graham Dalton. Esto le permite mantener el timón roto fuera del agua, aliviándolo de cualquier presión. Según su propia descripción, su estrategia de aquí a Fremantle se centrará más en la mera supervivencia que en la disputa de la regata. Sin embargo, Unai no es el único que no desea forzar excesivamente su embarcación: los acontecimientos de la semana pasada han recordado claramente a todos los patrones la fragilidad del entorno en que se mueven.

 

La próxima semana…
• ¿Seguirá Mike Golding en la regata VELUX 5 OCEANS?
• ¿Cuándo llegará Bernard Stamm a Fremantle?
• ¿Recortará Kojiro Shiraishi la distancia con el patrón suizo?
• ¿Podrán los rezagados recuperar el tiempo perdido de aquí a Fremantle?
• ¿Sufrirá más daños la flota en el Océano Sur?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VELUX 5 OCEANS
VELUX 5 OCEANS está reconocida como el más largo y duro acontecimiento deportivo
-a nivel individual- atravesar los cinco océanos en barco resistiendo y enfrentándose a las más extremas condiciones climatológicas. Este año, la regata es aún más dura, ya que cuenta con menos escalas y etapas más largas. La regata comenzó en Bilbao el 22 de octubre y atraviesa tres etapas con escalas en Australia y USA. La regata conducirá a los participantes a las más temibles aguas del mundo, incluyendo el impredecible mar del Sur. Cuando finalicen en Bilbao, los regatistas habrán recorrido más de 30.000 millas náuticas. Sólo 126 intrépidos navegantes han dado la vuelta al mundo en barco en solitario. Estableciendo una clara comparación, más de 400 astronautas han surcado el espacio y más de 1.200 escaladores han alcanzado la cima del Everest. La VELUX 5 OCEANS está pensada sólo para los más hábiles y resistentes navegantes. Ocho skippers participan en la VELUX 5 OCEANS en la edición 2006/07.