Portada ›› Vela ›› Regatas Oceánicas ›› Wild Oats XI primero en real de la 74º Rolex Sydney Hobart Race.

Wild Oats XI primero en real de la 74º Rolex Sydney Hobart Race.

Wild Oats XI primero en real de la 74º Rolex Sydney Hobart Race.

En uno de los finales más apretados en la historia de la regata, con los cuatro 100 pies en un pañuelo, marcándose entre ellos hasta la línea de meta.

El Wild Oats XI australiano de Mark Richards ha ganado la Sydney-Hobart después de una feroz batalla con otras tres embarcaciones, incluido el defensor del título, el Comanche, que lideró la prueba este mismo jueves.
Esta es la novena vez que la tripulación del Wild Oats han sido los primeros en terminar en real la histórica regata de 628 millas.

Wild Oats, donde figura Joan Vila como navegante, condujo en cabeza a los súper maxi por el río Derwent, con una cerrada competencia trás su popa hasta que cruzaron la línea de meta a una velocidad de 14 nudos, con un viento del sur de 8-12 nudos.
El equipo paró el crono el viernes por la mañana alrededor de las 8.20 hora local australiana, en 1 día, 19 horas, 7 minutos y 21 segundos, con Black Jack de Peter Harburg a tan solo 28 minutos y 15 segundos. El récord pertenece al Comanche: un día, 9 horas, 15 minutos y 24 segundos, el año pasado.

La velería North Sails se enorgullece de haber llevado a Wild Oats XI y Black Jack a lo más alto del podio.

20181226-636814010532589615_20181226060736110-k1R-U453785649052dEI-980x554@MundoDeportivo-Web

Mark Richards, capitán de Wild Oats XI sabía que el equipo tendría una batalla en sus manos en esta regata, pero tenía confianza antes del Boxing Day.

"No va a ser fácil", comentó Richard antes de la salida. Tenemos unas fantásticas velas de North Sails este año, La velería han hecho un gran trabajo con nuestro equipo propulsor. El barco anda más rápido que nunca en condiciones de poco viento. Así que, obviamente, el pronóstico es bueno para nosotros en ese sentido. "

La 74ª edición estuvo marcada por una lucha muy estrecha entre los cuatro supermaxis, los veleros más grandes y los más rápidos: Wild Oats XI y Comanche, pero también el Black Jack y el Infotrack.

 

Los cuatro barcos estaban a sólo cinco millas de distancia antes del ataque Wild Oats XI el viernes por la mañana. Esta victoria es un alivio para la familia Oatley, propietaria del bote de vela Wilds Oats XI, después de tres años de fracaso.